Consideraciones sobre el combate a los carteles de la droga: El caso de Mexico. - Núm. 1, Marzo 2013 - Economia Mexicana - Libros y Revistas - VLEX 708220929

Consideraciones sobre el combate a los carteles de la droga: El caso de Mexico.

Autor:Velasco Pavon, Juan Carlos Perez
 
EXTRACTO GRATUITO

Reflections on Drug-cartel Fighting: The Case of Mexico

Introduccion

De acuerdo con la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) (UNODC World Drug Report, 2011), la sustancia ilegal con mayor consumo en el mundo es la mariguana, seguida por las drogas sinteticas, compuestas por las anfetaminas (metanfetamina y anfetamina) y el extasis, por los opiaceos (heroina, principalmente) y por la cocaina. Las regiones con un consumo mas alto son Estados Unidos, Canada, Europa y Oceania, mientras que los principales productores, traficantes y exportadores, por tipo de droga, son los siguientes. Para la mariguana: Afganistan, Marruecos y Mexico; para las anfetaminas: Republica Checa, Mexico, Centroamerica (Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua) y Nigeria; para el opio: Afganistan, Birmania, Paquistan, Iran, Turquia, Federacion Rusa, Ucrania; y para la cocaina: Colombia, Peru, Bolivia, Mexico y Venezuela. La mayoria de estos paises no son consumidores importantes (salvo Marruecos, la Republica Checa, El Salvador, la Federacion Rusa y Ucrania, que tienen un consumo intermedio). Para estos paises, el costo social de la produccion y el trafico de droga no proviene de un supuesto incremento en el consumo interno, sino de todos los danos, directos y colaterales, derivados de las actividades de los grupos criminales que operan en el interior, asi como del enfrentamiento entre ellos. Como es evidente, las politicas publicas orientadas a disminuir los costos sociales que enfrentan estos paises por la produccion y el trafico de droga no incluyen la contraccion de la demanda, pues es una variable con un alto contenido exogeno, por lo que tienen que concentrarse directamente en estrategias contra la oferta.

El objetivo del estudio es analizar los principales problemas que enfrentan los paises productores, traficantes y exportadores de droga con bajo consumo, mediante el uso de la teoria economica. En concreto, se muestra a) que la produccion y el trafico de droga provocan una oferta de delincuentes que tienen una alta probabilidad de convertirse en sicarios (asesinos, torturadores), los cuales son personas insensibles a las penalizaciones, a la presion social y a cualquier tipo de moral, y que estan dispuestas a cometer cualquier delito con tal de mantener su statu quo y b) que los acuerdos entre empresas criminales tienden a ser menos estables que entre empresas legales, lo que provoca constantes enfrentamientos y homicidios. En este sentido, el gasto de gobierno para enfrentar directamente a los carteles puede derivar en mas rompimientos de acuerdos y mayores enfrentamientos, sin tener un resultado concreto en la produccion y en el trafico de droga. Los resultados, como se expone en las conclusiones, pueden servir para mejorar la estrategia de las autoridades para disminuir el costo social.

El articulo se divide en dos partes. En la seccion I se muestra un modelo sobre el mercado de drogas, que comienza con un marco teorico sobre la oferta de delincuentes, incluyendo a los lideres de los grupos, y se hace referencias a los resultados empiricos obtenidos sobre este tema, tanto en Mexico como en otras partes del mundo. Posteriormente se presenta un modelo en el cual se demuestra teoricamente que los costos de transaccion son mayores en los mercados ilegales que en los legales, debido a que en el primer caso existen las probabilidades de detencion y traicion. A continuacion se analiza la estabilidad de los acuerdos entre los criminales, tomando en cuenta los altos costos de transaccion. En la seccion II se lleva a cabo un analisis de las politicas publicas, usando los resultados de la seccion I, y finalmente, se presentan las conclusiones.

Es pertinente mencionar que los trabajos sobre mercados ilegales de drogas presentan un grave problema, que es la falta de informacion confiable. Por un lado, las encuestas sobre consumo de drogas enfrentan sesgos naturales (Marquis et al., 1986), los cuales han sido estudiados y se han desarrollado procedimientos para evitarlos (Biemer y Wiesen, 2002; MacDonald y Pudney, 2000). Empero, estos procedimientos no siempre se utilizan, como es el caso de algunas de las encuestas que utiliza la UNODC y cuyos datos ya se mencionaron en el primer parrafo. Sin embargo, los estudios que se aluden a lo largo del articulo y que han utilizado encuestas generalmente tienen un apartado para explicar el problema y la forma en que lo han enfrentado, como el caso de las encuestas en Estados Unidos, Gran Bretana y Japon, principalmente. Tambien es oportuno aclarar que, en varias partes del trabajo, se describe la situacion de los grupos criminales productores y traficantes de droga en Mexico, en las cuales se han usado como fuentes de informacion libros sobre los carteles de la droga, los cuales exponen datos y circunstancias que no necesariamente han sido corroborados.

  1. Comportamiento de las empresas criminales

    El enfoque economico para el analisis de los mercados ilicitos comienza con la publicacion, en 1968, del articulo Crimen y castigo: Una aproximacion economica, escrito por Gary Becker, el cual supone que los delincuentes actuan racionalmente. A partir de ahi se han desarrollado gran cantidad de modelos, tanto teoricos como empiricos--de los cuales, los principales se pueden consultar en las sintesis de Benson y Zimmerman (2010) y de Eide et al. (2006)--. Asimismo, en el caso concreto de las drogas, la teoria economica ha contribuido para el estudio de la demanda, tambien a partir de un trabajo de Becker (1998) sobre las adicciones--y se puede encontrar una descripcion de los diferentes modelos en Sieberg (2005) y Kopp (2004)--. Para mostrar el comportamiento de los delincuentes (que representa la primera parte del objetivo del trabajo) el modelo que se presenta se ubica en la llamada oferta de delincuencia, el cual contribuye a la literatura teorica al incluir como variables adicionales a la presion social y a la valoracion moral. Por motivos de exposicion, los resultados empiricos sobre el tema se exponen despues del modelo. En cuanto a los acuerdos y alianzas entre carteles (que es la segunda parte del objetivo del trabajo) el modelo teorico que se expone se encuentra en una parte de la literatura muy poco estudiada, que corresponde a la estabilidad de los acuerdos entre empresas criminales, de lo cual tambien se presenta la evidencia empirica posterior al modelo.

    1.1. Oferta de delincuentes

    A continuacion se presenta el modelo de oferta de delincuentes, se hace una revision de la literatura, y se analiza la oferta de sicarios y de lideres de los grupos criminales, en funcion del punto a) del objetivo del articulo.

    I.1.1. Oferta de delincuentes communes

    I.1.1.1. Modelo teorico

    Supongamos un individuo representativo de una sociedad, que se enfrenta a la decision de trabajar en el sector legal o en el ilegal. Sea T = 1 el tiempo total de que dispone para el trabajo, donde t es el tiempo dedicado a la actividad ilegal, con un salario [w.sub.C] y 1 - t el tiempo dedicado a la actividad legal, cuyo salario seria [w.sub.L]. El ingreso total sera la suma del ingreso laborable [w.sub.C]t + [w.sub.L] (1 - t) mas el no laborable, denotado como V. El individuo utiliza su ingreso para consumir (c), y valora dicho consumo a traves de una funcion de utilidad u(c) creciente.

    Supongamos asimismo que solo existe un delito, y sea Z el grado de rechazo social al mismo, el cual puede ser diferente por sociedad. Por ejemplo, la blasfemia se considera en la actualidad como una simple falta civica (Z baja) pero en la edad media era un delito importante (Z alta). En muchos paises, el adulterio es un delito que puede ser castigado hasta con la muerte (Z alta), mientras que en otros paises ya ni siquiera se considera que quebrante la ley (Z tendiente a cero). En sintesis, estamos suponiendo que Z crece mientras mas alto sea el rechazo social al delito, pero ese crecimiento cambia en el tiempo y por sociedad. De igual modo, el individuo tiene una sensibilidad hacia el rechazo, que se puede interpretar de acuerdo con los valores morales imperantes en esa sociedad, es decir, como parte de la cultura, y la persona puede ser totalmente insensible (le da igual lo que piense y diga la sociedad) o muy sensible. Lo anterior quedaria expresado en la utilidad, donde ([derivada parcial]u/[derivada parcial]Z) = 0 seria insensible y ([derivada parcial]u/[derivada parcial]Z)

    La probabilidad de llevar a cabo el delito con exito es q, mientras que (1 - q) es la probabilidad de que el individuo sea arrestado, en donde dicha probabilidad es exogena e independiente del tiempo (t). En caso de tener exito, el sujeto disfrutara del consumo, que se indica a traves de la funcion de utilidad u(c), ademas de la posible disminucion en la utilidad que le causa llevar a cabo la actividad ilegal, en donde dicho cambio dependera del tiempo en el delito y de la ponderacion social, es decir, u(t, Z). Por otro lado, en caso de ser arrestado, su castigo sera R. Con todo lo anterior podemos definir el programa de maximizacion de la siguiente forma:

    Max q [u(c) + u(t, Z)] + [1 - q]R (1)

    s.a.

    q[[w.sub.C]t + [w.sub.L](1 - t) + V - c] (2)

    De la solucion al programa anterior obtenemos un tiempo optimo en la actividad ilegal, tal que:

    [t.sup.*] = t (Z,V, [w.sub.L], [w.sub.C], R, q) (3)

    En la grafica 1(a) se observa el equilibrio. Si [w.sub.L] [mayor que o igual a] [w.sub.C], (el ingreso laboral legal es mayor al criminal), la eleccion seria de t = 0 (es decir, no dedicaria tiempo a actividades criminales), debido a que obtiene mayores ganancias en la actividad legal y la actividad ilicita disminuye su utilidad. (1) Ahora bien, si [w.sub.C] > [w.sub.L], la restriccion tendria una pendiente positiva, como se aprecia en la grafica 1(a), y el punto optimo dependeria del diferencial de ingresos, de su sensibilidad hacia cometer crimenes y de su aversion al riesgo, principalmente. Por ejemplo, en el caso que estamos suponiendo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA