Los congresos hispanoamericanos en el siglo XIX: identidad, amenazas externas e intereses en la construccion del regionalismo. - Núm. 118, Enero 2014 - Relaciones Internacionales - Libros y Revistas - VLEX 650156305

Los congresos hispanoamericanos en el siglo XIX: identidad, amenazas externas e intereses en la construccion del regionalismo.

Autor:Briceno Ruiz, Jose
 
EXTRACTO GRATUITO

Hispanic Conferences in the Nineteenth Century: Identity, External Threats and Interests in the Construction of Regionalism

Introduccion

Existe una larga tradicion de regionalismo en America Latina que remonta a sus anos iniciales de vida independiente. Ya en el siglo XIX, se desarrollo en America Latina un fuerte movimiento regional que tuvo al menos dos oleadas. La primera de ella se produjo en el marco de las guerras de independencia, destacando la figura de Francisco de Miranda, Simon Bolivar, Jose de San Martin, Bernardo O'Higgins, Bernardo de Monteagudo, Jose Cecilio del Valle y Francisco Morazan, lideres que concibieron el tema de la separacion de Espana no solo como una cuestion nacional, sino como un tema regional. Bolivar destaca por su concepcion de unidad regional descrita en la Carta de Jamaica de 1814. Propuestas como la Gran Colombia o la Confederacion de los Andes, ambas de cuno bolivariano, son ejemplos de este movimiento integracionista. Esta fase concluye tras el fracaso del Congreso de Panama en 1826 y la disolucion de la Gran Colombia en 1830. Una segunda etapa es la de los congresos hispanoamericanos, que inicio en 1847 con el primer Congreso de Lima y concluyo con el segundo Congreso de Lima de 1864-1865.

En este periodo de formacion del regionalismo de lo que actualmente se conoce como America Latina, se pueden observar las bases materiales e ideacionales que se presentarian como justificacion para promover iniciativas de cooperacion e integracion entre las antiguas colonias espanolas. Este trabajo analiza estos congresos hispanoamericanos, pero no en cuanto a las discusiones que se dieron en esos encuentros o en el analisis de los documentos aprobados en ellos, sino que examina como variables como la identidad, las amenazas provenientes del sistema internacional y la dinamica politica nacional de los diversos Estados incidieron en su construccion.

En este trabajo se parte de la premisa de que aunque las ideas e identidades cuentan, no es tan claro que hayan sido el factor "causalmente central" en la formacion del regionalismo en la entonces denominada America Hispana. La afirmacion puede parecer polemica, pero se basa en los argumentos y datos empiricos que se presentan. Ciertamente, el factor ideacional, cuyo fundamento era la identidad de lengua, religion e historia compartida durante los siglos del periodo colonial, estuvo presente en las diversas convocatorias a los congresos americanos del siglo XIX. Sin embargo, esta narrativa se activo con mayor fuerza para impulsar los congresos regionales solo cuando existian amenazas externas reales que podian poner en riesgo la seguridad, autonomia o incluso la soberania de los aun jovenes Estados. En otras palabras, se materializo en mayor medida cuando estaban en riesgo intereses materiales de los paises involucrados.

No se esta senalando que las narrativas de unidad regional solo existian cuando se percibian amenazas externas. No es ese el argumento. Por un lado, la sola existencia de una amenaza externa no fue suficiente para activar procesos de cooperacion re gional. Como se analiza en este articulo, diversos Estados enfrentaron agresiones externas y no por ello requirieron el apoyo de los otros paises de la region. El analisis de esta actitud poco "regionalista" de algunos paises obedece a la forma en que sus elites o clases dirigentes concebian sus proyectos nacionales y su lugar en el mundo. Por otro lado, no se puede desconocer que intelectuales o politicos rescataron en diversos momentos la idea de una historia e identidad comun como base de una nacion comun.

El argumento es que al momento de "promoverse"o "activarse" la cooperacion o integracion regional a traves de los congresos hispanoamericanos, ademas del argumento identitario, las amenazas externas fueron importantes y, en ciertos momentos, fueron tan significativas como el discurso identitario, o quizas incluso mas relevantes. Un ejemplo de esto es la exclusion de Brasil del movimiento regionalista, por su condicion lusitana y monarquica. Sin embargo, el intercambio epistolar de los representantes de Brasil en paises como Chile o Peru en los anos anteriores a la convocatoria del primer Congreso de Lima, evidencia que este pais fue varias veces invitado y en algun momento considero participar. (1) Esto finalmente no acontecio, pero queda la evidencia de que el movimiento hispanoamericanista no estaba del todo negado a invitar a su vecino de habla y cultura lusitana.

Para realizar este analisis, el articulo se inicia con una discusion sobre los debates teoricos existentes en torno a la construccion del regionalismo. Despues, se analiza el escenario internacional de la America Hispana en los anos posteriores a la obtencion de su independencia y la forma como este incidio en la convocatoria de iniciativas regionalistas. A continuacion, se analiza como las variables ideacionales, en particular identitarias, las amenazas externas y los intereses delimitaron las propuestas de unidad regional en el siglo XIX.

La construccion de regiones internacionales

En la literatura especializada, la identidad es una variable en la construccion de regiones internacionales, sea a traves de procesos formales de regionalismo o procesos societales de regionalizacion. Asi, por ejemplo, se argumenta que las regiones estan "definidas subjetivamente", (2) es decir, son resultado de experiencias historico culturales compartidas. Peter Katzenstein, por ejemplo, asevera que "el regionalismo puede ser definido en terminos tanto de factores socio-culturales internos como de factores externos a la region". (3) Iver Neumman, por su parte, adopta lo que Jeffrey Checkel (4) describe como un "constructivismo critico/radical", que destaca el papel del lenguaje en la construccion de la realidad y la forma, como la dominacion y el poder, estan implicitos en el lenguaje. Neumann identifico dos tendencias tradicionales en su explicacion de la construccion de una region. A la primera de ellas la describio como "enfoques inside-out" (de adentro hacia afuera), pues tendian a considerar a las regiones como preestablecidas como resultado de una unidad de identidad o por factores culturales que existen en un espacio geografico determinado, como la tradicion, el idioma, la religion. La otra tendencia fue descrita como un enfoque geopolitico u "outside-in" (de afuera hacia adentro), en la que se conciben a las regiones como resultado de fuerzas externas, como las luchas de poder de las potencias mundiales y las reacciones locales que esto genera. Este enfoque tambien considera a la geografia y los pasajes naturales como variables explicativas. (5)

Neumann establece un tercer enfoque que describe como "genealogico", segun el cual las regiones son construidas como proyectos politicos, a traves de narrativas que destacan la geografia, la historia compartida o las amenazas externas. Neumann parte de la idea de que las regiones son "comunidades imaginadas" (6) en cuya construccion existen actores (normalmente Estados) que actuan como constructores de region o "region builders". Acudiendo a las propuestas de Benedict Anderson, (7) segun la cuales el nacionalismo es un mecanismo para "inventar naciones" que no existen, Neumann argumenta que un proceso similar explicaria el surgimiento de las regiones internacionales.

El proceso esta en manos de los "constructores de region", que son las fuerzas que erigen estas comunidades regionales imaginadas, en particular las elites politicas y academicas. Aunque los pensadores e intelectuales establecen elementos que definen una region, son los politicos quienes le dan existencia en sus discursos politicos, le otorgan denominaciones especificas y crean mapas cognitivos en los cuales se incluyen o excluyen ciertas areas como parte de una region y se les excluye de las que circundan. (8) En palabras de Neumann: "La existencia de regiones es precedida por la presencia de 'constructores de region', actores politicos quienes, como parte de algun proyecto politico, imaginan una identidad espacial y cronologica para una region, y disemina esta identidad imaginada a otros". (9)

Los "constructores de region" no solo proponen sus visiones, sino que tratan de eliminar a proyectos rivales en competencia en el proceso de construccion de una region. (10) En este sentido, "usan el otro" en su estrategia, es decir, utilizan un referente externo cuya "condicion de otro" u "otredad" ('otherness", en ingles), permite desarrollar discursos identitarios para caracterizar a la region en construccion. (11) En sintesis, este enfoque constructivista, destaca que los "constructores de region" actuan mediante practicas discursivas. En otras palabras, "las regiones son definidas en terminos de actos discursivos". (12)

El papel de las ideas y los discursos en la construccion de los procesos en el sistema internacional y en particular en el regionalismo es analizado de una forma distinta por otros autores de tradiciones distintas al constructivismo. Andrew Moravcsik, por ejemplo, senala que los actores en los asuntos internacionales tienen ideas en sus cabezas, "las ideas colectivas son como el oxigeno o el lenguaje, es esencialmente imposible para los humanos funcionar sin ellas. Estan siempre presentes y son herramientas necesarias para coordinar la vida social. Nadie duda o niega que cualquier organizacion compleja, hasta y mas alla de un sistema politico nacional, se base en innumerables convenciones linguisticas, normas, procedimientos de operacion, standards" (13) Sin embargo, para Moravscik, las decisiones mas importantes se explican acudiendo a variables que alteran el instrumental de los calculos de los actores sociales y los Estados: los intereses economicos, el poder relativo y la necesidad de compromisos creibles. Estas variables no excluyen que los individuos o los gobiernos tengan ideas que puedan incidir en sus intereses racionales o sus estrategias, pero tales ideas "no son causalmente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA