Conclusiones - El patrimonio - Régimen fiscal y patrimonial de las MIPYME - Libros y Revistas - VLEX 741846865

Conclusiones

Autor:Carlos Orozco-Felgueres Loya
Cargo del Autor:Presidente del Grupo Orozco-Felgueres, consultores fiscales y patrimoniales
Páginas:400-403
 
EXTRACTO GRATUITO
CONCLUSIÓN
Toda empresa productora de bienes o prestadora de servicios, sin importar su tamaño, su
actividad o régimen fiscal en el cual este tributando, tienen para su funcionalidad las áreas
comunes que son el área operacional, recursos humanos, finanzas, mercadotecnia, que
de una u otra forma están presentes en toda empresa con la salvedad de que alguna área
en específico predomina su atención y esto depende del enfoque e interés que ponga el
empresario o los empresarios, por lo tanto es recomendable hacer, un balanceo en la de
atención a las áreas y se le dé la importancia específicamente al área de administración
que comprende la parte contable, la materia fiscal y patrimonial.
Mi experiencia profesional ha permitido llegar a concluir, lo vital que es que el empresario
se involucre en todas las áreas funcionales de la empresa, y la parte administrativa del
negocio es importante tenerla bajo control, porque en ella tenemos que atender la materia
fiscal y cuidar la parte patrimonial. La materia fiscal por su obligatoriedad y por las
repercusiones económicas y corporales que trae su incumplimiento, la materia patrimonial
porque es el resultado del trabajo acumulado de años anteriores.
Tan sólo es cuestión de tener la disponibilidad y la paciencia, para irse familiarizando con
los conceptos básicos tanto fiscal y patrimoniales, para que conforme la marcha
operacional del negocio, vaya tomando las decisiones con la firme convicción de
conocimiento de la situación fiscal, financiera y patrimonial de la empresa.
La contabilidad de todo negocio es el espejo fiel de la situación económica de las pymes
que nos va a dar información cuantitativa de los derechos, obligaciones y patrimonio con
los que cuenta la empresa así como el resultado periódico del trabajo realizado. Datos
cuantitativos que nos permiten visualizar y evaluar las operaciones financieras ejecutadas
a cierta fecha con el ánimo de tomar decisiones oportunas y correctas.
La contabilidad nos proporciona los datos cuantitativos e informativos para llevar a cabo el
cumplimiento de todas las obligaciones fiscales que nos marca la legislación, por lo tanto
ante los actos de fiscalización por parte de la autoridad fiscal los elementos fehacientes
de prueba están en la contabilidad.
Así que la contabilidad no sólo es el registro contable de un sistema electrónico sino que
también es la documentación que soporta o que motiva todo asiento contable registrado.
Por lo tanto la documentación que soporta nuestra contabilidad son de índole operacional
que comprende todo comprobante fiscal CFDI o factura electrónica, los derivados de la
relación laboral como lo son los recibos de nómina pagados a los trabajadores soportados
como CFDI, toda operación de compra venta de bienes inmuebles de igual forma
soportados con los CFDI emitidos por la persona autorizada que dio fe al acto entre otros.
El círculo se cierra de tal manera que por un lado se han ido evolucionando las
disposiciones fiscales con reformas a las leyes fiscales que conllevan a proporcionar
información suficiente con la cual la autoridad pueda realizar sus cruces de información
soportado con la tecnología en información, pegando notablemente la evasión fiscal y hoy
en día la contabilidad electrónica para efectos fiscales, que al fin de cuentas es la misma
normatividad que se viene utilizando desde hace años, tan sólo que hoy se vuelve una
obligatoriedad enviarla mensualmente a la autoridad a través de sistemas electrónicos
que permiten su aceptación a la plataforma electrónica del SAT.
Estamos en el tiempo de la electrónica sin duda alguna, y no se pueden quedar atrás las
novedades fiscales con conceptos electrónicos estampados en las propias leyes fiscales

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA