Conclusión - Nueva fiscalización a las empresas - Libros y Revistas - VLEX 741605953

Conclusión

Autor:Carlos Orozco-Felgueres Loya
Cargo del Autor:Presidente del Grupo Orozco-Felgueres, consultores fiscales y patrimoniales
Páginas:565-567
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 565

Es un hecho que la autoridad fiscal está preparada para llevar a cabo una fiscalización efectiva, pues cuenta con la infraestructura adecuada; además, las circunstancias son propicias para llevar a buen fin sus objetivos de recaudación y fiscalización.

La normatividad, los instrumentos jurídicos, los medios electrónicos y sus bases de datos son elementos más que suficientes que apuntalan las facultades de la autoridad fiscal a un cúmulo de actos fiscalizadores certeros, y que es preocupante porque sí habrá afectaciones para los agentes que participan en la economía nacional, en la producción de bienes y prestación de servicios, si es que la autoridad decide intensificar sus acciones.

La actualización de la base de datos del SAT es con fines de vigilar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, para planear las acciones de fiscalización y combatir la evasión fiscal. Además, hay que considerar que la autoridad cuenta con un padrón de contribuyentes estratificado, conforme a los regímenes fiscales, de los cuales busca de cada uno una participación en la fiscalización indirectamente; por ejemplo, los del régimen de incorporación fiscal, que a futuro serán contribuyentes que irán pagando paulatinamente el impuesto que les corresponde por sus actividades; se trata de contribuyentes que empiezan a exigir comprobantes fiscales y a reportar las operaciones con sus proveedores; la fiscalización ya se está haciendo en el momento.

Estamos en los tiempos de las revisiones electrónicas, que hacen que la detección de anomalías sea en automático, por lo que los requerimientos, las revisiones y verificaciones serán frecuentes, con indicios de omisiones en ingresos, en deducciones improcedentes, porque la autoridad fiscal cuenta con las siguientes ventajas:

1. CDFI bajo control y disponible para su revisión, tanto de ingresos para el contribuyente como de las deducciones de importancia, que son los sueldos y salarios, arrendamientos y servicios profesionales.

2. Con el buzón tributario se facilita notificar las invitaciones, exhortos y requerimientos; sin duda, habrá presión para que el contribuyente esté al corriente en sus obligaciones fiscales. Los tiempos se acortan, prácticamente "hoy opero, mañana me fiscalizan".

3. Suministro de información de terceros que la retroalimenta, como la información que manifiestan las entidades financieras, los fedatarios públicos y los

Page 566

contribuyentes con la presentación de declaraciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA