El caso de España - Primera parte - El Agua, ayer y hoy - Libros y Revistas - VLEX 697820069

El caso de España

Autor:Kamel Athie Flores
Páginas:46-51
 
EXTRACTO GRATUITO
24
Primera Parte: Pasajes para una historia del agua
35 Véase Mantecón Pascual, op. cit.
se depositaban cada año en las calles británicas. La mayoría de los caballos eran so-
metidos a un intenso trabajo, pocos duraban más de dos años y muchos morían en
las calles.35
Los problemas relacionados con las aguas residuales y el abastecimiento de agua,
solo se redujeron a proporciones tolerables, hasta fines del siglo XIX, con la aparición
del tratamiento de las aguas residuales, mejores servicios sanitarios en el hogar, el ma-
yor número de instalaciones públicas conectadas a los sistemas de alcantarillado sub-
terráneo, junto con las plantas de purificación y tratamiento del agua.
En Francia, al igual que en otros países europeos, que ya sentían los efectos de la
revolución industrial y los nuevos usos del agua aplicada a los ramos del sector secun-
dario de la economía, desarrollaron diversos estudios para reducir el impacto de las
enfermedades y mejorar la salud pública con el uso de agua potable.
4. El caso de España
La herencia romana dejó un vasto legado a las naciones europeas en materia hídrica,
diversas obras hidráulicas como puentes sobre los ríos para unir ciudades, sistemas de
navegación para el tráfico comercial, obras portuarias, cisternas para abasto del con-
sumo humano, construcción de fuentes, baños públicos, piscinas y otras más para la
conducción y abastecimiento del agua. Tras la caída del imperio romano, a Hispania
llegaron los godos, visigodos, quienes fundaron nuevas ciudades medievales, hasta
que la invasión árabe se instaló en la mitad de la península en el siglo VIII, y perduró
hasta el XV. La influencia musulmana en la región fue notoria en diversos campos, in-
cluido el manejo del agua.
Los árabes reconocían como públicas las aguas de lluvia, las corrientes y los pozos
sin dueño; en algunos casos, como el sistema de riego de Murcia, se dividían en aguas
vivas y muertas, sistema que en parte sigue vigente. Especial importancia dieron al re-
gadío, con el que resurgió este tipo de agricultura. Las técnicas de irrigación (nabatea,
irania y babilónica), conocidas a través de los griegos y practicadas por los romanos,
fueron sintetizadas, desarrolladas y difundidas por los musulmanes. También diver-
sos medios y recursos técnicos para la prospección, captación, elevación, almacena-
miento, distribución y uso de aguas en general. A tal grado llevaron la organización y

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA