Campesinado y control estatal en la consolidación del neoliberalismo mexicano - Desafíos de la sociedad rural al despuntar el siglo XXI. Economía y política - Libros y Revistas - VLEX 380851954

Campesinado y control estatal en la consolidación del neoliberalismo mexicano

Autor:José Atanagildo Turriza Zapata
Cargo del Autor:Cursó la carrera profesional de Ingeniero Agrónomo con especialidad en Economía Agrícola en la Escuela Nacional de Agricultura (hoy Universidad Autónoma Chapingo)
Páginas:64-102
RESUMEN

I. Planteamiento; II. La transición al neoliberalismo; III. La nueva relación del Estado con la organización campesina; IV. Dos elementos destacados del control estatal en el agro; V. Algunas conclusiones.

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 64

José A. Turriza Zapata

I. PLANTEAMIENTO

En México, aproximadamente a mediados de los mil novecientos sesenta empieza a dar muestras de agotamiento el esquema de crecimiento dirigido hacia el mercado interno (crecimiento “hacia adentro”). Esto se nota con mayor claridad en los setenta, cuando la economía mexicana está inmersa en una crisis ya manifiesta. A principios de los ochenta, son observables cambios significativos en el sistema económico y político nacional. En particular, varía la relación de fuerzas en el campo. Lo anterior condujo a la aplicación de políticas económicas distintas a las del período de crecimiento hacia adentro, por parte del gobierno hacia los agricultores. Este cambio obedeció tanto al objetivo estatal de incidir en la producción, como al de ejercer el control1bajo modalidades diferentes, que le

1Aquí se entenderá que el control es un conjunto de formas concretas para canalizar las conductas y conflictos en los marcos del régimen; es una forma concreta de ejercer la dominación de clase, en función de un

Acosta Revelesǡ )rma Lorena ȋCompǤȌ ʹͲͲͺǤ

Desafíos de la sociedad rural al despuntar el siglo XXI. Economía y Política.

Campesinado y control estatal
en la consolidación del neoliberalismo mexicano

Sumario: I. Planteamiento; II. La transición al neoliberalismo; III. La nueva relación del Estado con la organización campesina; IV. Dos elementos destacados del control estatal en el agro; V. Algunas conclusiones.

Page 65

65

permitieran sortear la situación en las nuevas condiciones: Una economía dirigida cada vez más hacia el mercado externo, y más subordinada a los organismos financieros internacionales, constituidos éstos en los principales instrumentos de supervisión y control de las naciones imperialistas hacia las subdesarrolladas; para México, principalmente de los Estados Unidos de Norteamérica.

El presente trabajo se propone identificar los principales cambios ocurridos en el sistema de control estatal sobre el sector campesino enseguida de que el nuevo patrón de crecimiento, el neoliberal, definió sus rasgos fundamentales, durante el período presidencial de Miguel de la Madrid Hurtado. El trabajo enfatiza al sexenio del Presidente Carlos Salinas de Gortari, pues se entiende que es entonces cuando se da la consolidación del nuevo esquema. Asimismo, se pretende delimitar algunos elementos limitantes de las luchas campesinas y sugerir una vía general para avanzar en la superación de éstos.

En el primer apartado se examinan algunos aspectos políticos del paso al patrón de crecimiento neoliberal y se trata la adecuación al patrón neoliberal de las instituciones estatales que operan en el sector agropecuario, vistas como instrumentos de control político sobre el campesinado. El segundo apartado concierne a las organizaciones campesinas y de productores agropecuarios en general que, con el neoliberalismo y por causa de las limitaciones del movimiento progresista, han emergido como contribuyentes al ejercicio del control por parte del Estado; asimismo, se presenta la evolución de esas organizaciones y se evalúa el peso relativo de las que fueron base del corporativismo2 en el campo. En la tercera

determinado régimen social y político; o sea, en función de un orden establecido según las condiciones históricas generales y la coyuntura en un momento dado. Aun cuando pueden reconocerse formas de control privado, el control social y político aparece en primer término como una función específica del Estado, la cual consiste en el empleo de diversos recursos, procedimientos y lineamientos de acción (“las políticas”) dirigidos a mantener a la actividad social y en particular a los conflictos y la lucha de clases dentro de los límites que en un momento dado son tolerables para el régimen social imperante. Por supuesto, el control tiene el fin de mantener la estabilidad y otras condiciones que garanticen la continuidad de la acumulación y de la dominación de clase. Al modificarse el régimen social y político o al ser relevado por otro, se hará necesario asimismo actualizar, modificándolos o sustituyéndolos en lo necesario, a las formas y los mecanismos del control que ejerce el Estado sobre los diferentes sectores de la población.

2Se entiende al corporativismo como una forma de control sobre las masas trabajadoras, basada en la organización de las mismas en uniones integradas de hecho al Estado, subordinadas y dependientes con respecto a éste. Este tipo de organización tiene el doble propósito de asegurar el apoyo de las masas hacia el gobierno y de evitar su organización independiente, la protesta y la rebelión. En México, el corporativismo ha

Acosta Revelesǡ )rma Lorena ȋCompǤȌ ʹͲͲͺǤ

Desafíos de la sociedad rural al despuntar el siglo XXI. Economía y Política.

Page 66


II. LA TRANSICIÓN AL NEOLIBERALISMO: RENOVACIÓN DEL CONTROL Y READECUACIÓN DEL APARATO OFICIAL EN EL SECTOR RURAL3

Los cambios en la política económica y en la esfera de lo específicamente político tienen antecedentes crecientemente claros desde los primeros años del período presidencial de Luis Echeverría Álvarez y posteriormente en el de José López Portillo. Sin embargo, se establecen en lo fundamental durante el sexenio de 1982 a 1988, con Miguel de la Madrid Hurtado en la Presidencia de la República. Puede considerarse que el período que va desde 1965-1970 hasta 1982 representa una transición hacia una nueva forma de crecimiento, la cual venía perfilándose desde los años de los mil novecientos setenta a nivel del mundo (en Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet y en Brasil, por ejemplos, se estaba probando la estrategia que luego se conoció como “neoliberal”). En México, de 1982-1985 en adelante, esta forma de crecimiento ha pasado por un proceso de adecuación y consolidación; desde luego que no sin resistencias. Durante la etapa de transición

sido uno de los elementos del régimen presidencialista. En diferentes grados y variantes el control corporativo es un producto característico del Estado populista, como resultado, bajo condiciones concretas, de una alianza de los trabajadores con el gobierno de la burguesía para enfrentar adversarios comunes, alianza que deriva en esta y otras formas de subordinación y control sobre las masas

3La mayor parte de la información para el último aspecto se basa en Gordillo (1992).

Acosta Revelesǡ )rma Lorena ȋCompǤȌ ʹͲͲͺǤ

Desafíos de la sociedad rural al despuntar el siglo XXI. Economía y Política.

parte, se revisa brevemente la función de dos elementos importantes en el contexto del control rural: primero, el llamado “sector de propiedad social” sobre la tierra (básicamente el ejido), y luego el programa de apoyos PROCAMPO. Finalmente, se ofrecen algunas conclusiones.

Este artículo habrá cumplido con una intención básica si contribuye a reanimar el interés por la problemática política del campesinado, en aspectos como la necesidad de enfrentar el control a que lo somete el sistema, en lo cual coincide con la lucha de todos los trabajadores.

Page 67

67

(1965-1970 a 1982) el sistema experimentó crecientemente tres tendencias que son de interés aquí:
a) Las estructuras generadas durante la forma de crecimiento dirigida al mercado interno, que funcionaron con mayor o menor eficacia en lo económico y en lo político durante el “milagro mexicano” y la “revolución verde”, mostraban cada vez mayor agotamiento y pesadez. De aquí la necesidad gubernamental de encontrar vías que permitieran la adecuación o, en último caso, la sustitución de tales estructuras; o bien una combinación pragmática y selectiva de estas opciones, como en general ha ocurrido, imponiéndose la segunda, como era de esperar.
b) Las presiones provenientes del exterior en el sentido de adoptar los patrones neoliberales cobraban más fuerza. Sin embargo, en el interior del gobierno y de la llamada “clase política mexicana”, emanados de la Revolución de 1910, existían corrientes de peso con intereses fuertemente vinculados al patrón de crecimiento anterior, por lo que se resistían al cambio. Ante ello, la enorme carga de la deuda externa fue un factor determinante para vencer las resistencias. Estas corrientes de interés no han desaparecido; pero su influencia ha sido minada con eficacia y en ocasiones con energía por los partidarios de la modernización neoliberal.
c) Como consecuencia de lo anterior, el proceso de adecuación a las políticas neoliberales generó graves enfrentamientos en el seno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), los cuales rebasaron las reglas escritas y no escritas de su funcionamiento. Tanto el PRI como el aparato de gobierno y la burguesía políticamente activa ligada a ellos, todos exhibieron síntomas importantes de división en sus filas. Este factor fue determinante en el debilitamiento y ulterior desplazamiento del núcleo hegemónico, pues precisamente una función básica del PRI había sido permitir que las diferencias fuesen dirimidas en el interior, presentándose el partido como una unidad para asegurar la fuerza hacia el exterior.

Alrededor de 1982-1985, las tendencias modernizadoras finalmente lograron la implantación del neoliberalismo en sus rasgos fundamentales. Sin embargo, ello tuvo el costo de poner en entredicho la conservación del propio sistema basado en un régimen de presidencialismo priísta. Al perderse la tradicional capacidad de

Acosta Revelesǡ )rma Lorena ȋCompǤȌ ʹͲͲͺǤ

Desafíos de la sociedad rural al despuntar el siglo XXI. Economía y Política.

Page 68

resolver internamente los diferendos, garantizando la unidad de acción, el sistema político establecido perdió fuerza y eficacia. Esto enfrentó a los “modernizadores” con la necesidad de encontrar opciones para asegurar la continuidad de la política económica en primer...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA