Bosquejo de un concepto mixto de derecho, preponderantemente 'normativo - Núm. 84, Mayo 2013 - Alegatos - Libros y Revistas - VLEX 469173830

Bosquejo de un concepto mixto de derecho, preponderantemente 'normativo

Autor:Edgar Ramón Aguilera García - Enrique Uribe Arzate
Cargo:Doctor en Derecho, Profesor Investigador del Centro de Investigación en Ciencias Jurídicas Justicia Penal y Seguridad Pública de la Facultad de Derecho de la UAEM - Doctor en Derecho y actual Director de la Facultad de Derecho de la UAEM
Páginas:411-446
RESUMEN

El artículo consta de dos grandes partes: En la primera, que aborda cuestiones metodológicas (o meta-teóricas) de la filosofía del derecho, los autores defienden un enfoque al que denominan "contextualismo metodológico", el cual implica concebir como igualmente plausibles y válidos, tanto al desarrollo de un concepto descriptivo, como al de un concepto normativo de derecho. Con base en el enfoque ... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
411
Bosquejo de un concept o mixto de derecho... pp . 411-4 46
Bosquejo de un concepto mixto de derecho,
preponderantemente “normativo”1
Ronald Dworkin in memoriam
Edgar Ramón Aguilera García*
Enrique Uribe Arzate**
1 El presente artículo d a cuenta del marco t eórico general d el que parte el proyect o CONACYT CB-
2010-156846-S “Políticas públicas en m ateria de just icia penal y segur idad pública par a el Estado
Constitucional”.
* Doctor en Derecho, Profesor Invest igador del Centro de I nvestigación en Ciencias Ju rídicas Just icia
Penal y Segur idad Pública de la Facultad de D erecho de la UAEM.
** Doctor en Dere cho y actual Directo r de la Facultad de Derecho de la UAEM.
El artículo cons ta de dos grandes parte s:
En la primera , que aborda cuestiones
metodológicas (o meta-teóric as) de la
 
enfoque al que denomi nan “contextualismo
metodológico”, el cual implica concebir
como igualmente pla usibles y válidos, tanto
al desarrollo de u n concepto descriptivo,
como al de un concepto no rmativo de
derecho. Con base en el enfoqu e asumido,
en la segunda pa rte se bosqueja una noción
preponderante mente normativa del derecho,
la cual se art icula a partir de considera r
a la “obligación política”, así como a la
observancia de los pr incipios del Estado de
Derecho, como part es esenciales del concepto
mismo de derecho.
The article ha s two main parts:
 
methodological (or meta-theoretical)
 
the authors defend a so -called
“methodological contextualism”
approach accord ing to which the
projects of developing a d escriptive
 
 
  
in the second part a pr eponderantly
normative not ion of law is articulated.
 
 
principles of the Rule of L aw as parts
of the concept of law it self.
SUMARIO: Prel iminares metodológicos: El concepto de d erecho y la dicotomía
   
    
Bibliogra fía
412 alegatos, núm. 84, México, mayo/agosto de 2013
Sección Doctrina
Preliminares metodológicos: El concepto de derecho y la dicotomía
“descr iptivo -normativo”
  
distinga entre conceptos (o teorías) descriptivos y conceptos (o teorías) normativos.
Expliquemos:
La faceta descriptiva de una teoría o concepto (referente a alguna institución
o práctica social) intenta dar cuenta —de manera sistemática y desde un nivel de
abstracción mayor— de ciertos hechos empíricos, tales como la convergencia de
conductas en un grupo social, así como el conjunto de creencias y actitudes que
normalmente acompañan o subyacen a la coincidencia de comportamientos.
 valor moral
que podría adscribirse a las prácticas bajo escrutinio; o en otras palabras, sobre las
condiciones que aquellas habrían de satisfacer para que, en efecto, estuvieran justi-
 moralmente.2
Uno podría suponer que algo similar sucede en el caso del análisis del concepto
de “derecho” o de “sistema jurídico”; y en efecto, pasa algo semejante, pero con una
diferencia crucial a la que nos referiremos más adelante.
2 Para d arnos una idea de en qué c onsiste hacer esta dis tinción, a continuac ión presentaremos un eje mplo
       
  
de la democracia , Christiano mar ca la diferencia entre la te oría democrática nor mativa y la descriptiva.
De acuerdo con el aut or, la primera aborda el problema del f undamento moral de la demo cracia en ge-
neral y de la amplia g ama de instituciones democ ráticas en particula r. Se trata pues , de una teoría que
intenta resp onder a preguntas c omo: “¿C uándo y por qué la democr acia es algo moralmente de seable?” y
“¿Qué principios morales es tán en condiciones de gu iar el diseño y operación de l as instituciones dem o-
cráticas?”. En cambio, la te oría democrática desc riptiva, a los ojos de Christ iano, busca desarrolla r una
       
“democráticas”, de modo q ue intentaría respon der a preguntas tales co mo: “Qué arreglos o entram ados
       
operan en la pr áctica tales instit uciones?”, etcétera. V. Tom Christiano, “Demo cracy”, The Stanford En-
cyclopedia of Philosophy (Fall 2008 Edition), Edward N. Zalt a (ed.). Disponible en: http://plato.stan ford.
edu/archives/fall2008/entr ies/democracy/.
Algo parecido hace nue stro autor cuando an aliza el caso de la autor idad política, de tal sue rte que dis-
tingue ent re autoridad política de fac to y la autoridad pol ítica moralmente legíti ma. Christiano sost iene
           
de facto      
obedecidas po r los gobernados, debido a que la m ayoría de ellos (o un sector impor tante, como el de los
funcionar ios) cree que el Estado posee autor idad en el sentido normat ivo (aunque para algunos autore s,
la creencia en que el E stado es una autorida d legítima no es necesari a para que la población obedezca).
En relación con la “autor idad legítima”, el autor en come nto primerament e explica que este térm ino pue-
  
deberes a otro s” o un “derecho moral a gobernar ” del cual, la autoridad ser ía el titular. Posteriorment e
          
a cada una de la s modalidades ex puestas de autor idad legítima . V. Tom Ch ristiano, “Authorit y”, The
Stanford Encyc lopedia of Philosophy (Sprin g 2012 Edition), Edward N. Zalta (ed.). Disponible en: htt p://
plato.stanford.edu/archives/spr2012/entries/authority/.
413
Bosquejo de un concept o mixto de derecho... pp . 411-4 46
   
  -
mativas, como nociones descriptivas de dichos conceptos. Podemos constatar esta
aseveración si echamos un vistazo al inventario disponible de teorías jusnaturalis-
tas3 (no-positivistas o anti-positivistas)4 y de teorías juspositivistas.5
3 Por ejemplo, en su obra Ley natural y dere chos naturales, Finnis pres enta su teoría ju snaturali sta del

 
en última in stancia, por una ser ie de principios básicos confor me a los que opera nuestra ra zón cuando
emprende la ta rea de determinar q ué hacer o cómo actuar e n momentos determin ados, ya sea en el ám-
bito privado o en el públ ico. En este orden de ideas, lo que debe mos hacer es aquello que se ajust e a los
requerim ientos de la llamada r azonabilidad prá ctica (compuesta precisame nte por esos principios é ticos
fundame ntales), la cual organiza y estr uctura la forma en que , mediante nuestras decisio nes prácticas,
materiali zamos en nuestra s vidas los bienes básicos a los qu e nuestra especie ha sido l lamada a disfr utar
(bienes tales c omo la vida, la salud , la amistad, el m atrimonio, la ex periencia lúdica , la experiencia
estética, la ex periencia religio sa, etcétera , cuya valía es autoev idente). El derecho es en pri ncipio, un
medio que nos ayud a a ajustarnos a dichos re querimientos. El problema e s que tiende a ser usado como
  -
     
      
éticas o morales. Pe ro lo anterior sólo puede ha cerse si las autorid ades reconocen y cu mplen con su deber
de hacer del dere cho algo todavía mejor de lo que su mera i mplementación, sin consider ar el contenido
               
deber las ofrec en las propias tareas de int erpretación y aplicación de la s normas jurídicas. En s uma, si
         
prácticas ju rídicas, el derecho está enton ces en condiciones de aba stecer a los gobernados de ra zones
sólidas para a ctuar conforme a lo que la s normas jurídicas ex igen. Este derecho, capaz de provee r a los
gobernados d e razones sólidas para act uar, constituye el caso cent ral o paradigmático del con cepto de
                     
 V. John Finnis, Natu ral Law and Natural Right s,
2a ed., Oxford Univer sity Press, 2011. Hay traducción al español p or Abeledo Perrot, 2000; Joh n Finnis,
“Natural L aw Theories”, The Stanford E ncyclopedia of Philosoph y (Fall 2011 Edition), Edward N. Zalta
(ed.). Disponible en: http://plato.stanford.edu/archives/fall2011/entries/natural-law-theories/.
4 Aunque su carácter como jus naturalis ta es dudoso, la de Dwork in es un ejemplo más de t eoría no-
positivista , a la que ha quedado en llam ársele la teoría inter pretativa del derecho. No es p ropiamente un
jusnatur alista, ya que no recur re a la tradición ética del d erecho natural (o de la ley nat ural) para fund a-
mentar en ella la c alidad moral del derecho, sin em bargo, sí sostiene la tesis de la conex ión conceptual
   
           
de las práctica s sociales human as debe presentá rseles desde la mejor ópt ica moral posible, es de cir,
deben ser inte rpretada s. La forma par ticular de inte rpretación que D workin propone i mplica explicar
a la práctica en cu estión siguiendo un esque ma, que consiste en atri buirle el mejor objetivo o propósito
moralmente en comiable que sea posible y que a su vez perm ita articular las condu ctas particulares de
     -
cido. Al emplear este m étodo para el caso del derecho, Dwor kin piensa que, en general, s e trata de una
práctica colect iva que persigue el objetivo de limita r el poder coercit ivo del Estado, restr ingiéndolo a

    
         
la controversia que h a de resolver. El objeto de interpre tación está constit uido por todas las dis cusiones,
reglas promulga das y decisiones que, e n torno a la materia relevante, hay an tenido lugar en c ualquier
esfera del ámbito públic o, es decir, en la esfera ejecutiva , parlamentaria o leg islativa y, por supuesto, en
   
      

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA