Biocombustibles: ¿una alternativa para México? - 19a Ofrenda al Día Mundial de Nuestra Madre Tierra - Libros y Revistas - VLEX 698161413

Biocombustibles: ¿una alternativa para México?

Autor:Lubanski Fragoza Mar
Páginas:13-22
 
EXTRACTO GRATUITO
13
Biocombustibles: ¿una alternativa para méxico?
Lubanski Fragoza Mar
El presente trabajo tiene la intención de describir los posibles beneficios asociados al cre-
ciente desarrollo del sector de biocombustibles, así como su posible impacto en la seguridad
alimentaria y el medio ambiente. El estudio se centra principalmente en los biocombustibles
líquidos, de los que destacan el bioetanol y el biodiesel.
Se llama biocombustibles a aquellos combustibles que se obtienen de cualquier material
orgánico u organismo recientemente vivo o sus subproductos metabólicos; esto incluye una
gran variedad de desechos orgánicos, tales como madera, papel, estiércol, entre otros. Los
biocombustibles pueden ser líquidos, como el alcohol; sólidos (carbón de leña); gaseosos,
como el metano [1]. Se distinguen dos tipos de generaciones tecnológicas. La primera de
ellas basada en el procesamiento de materiales comestibles, como caña de azúcar, remolacha
azucarera, maíz, sorgo, trigo. Se gastaba una gran cantidad de energía en cultivar, extraer
y procesar el almidón y la sucrosa, volviendo el proceso ineficiente energéticamente. Estos
alimentos resultaron poseer un menor contenido energético que los productos de petróleo
convencional. Una de las principales desventajas de esta generación era el alto consumo de
combustibles fósiles para la producción de biocombustibles [2].
La segunda generación se basa en el desarrollo de biocombustibles a partir de mate-
riales no consumidos por humanos . Los procesos de esta generación son más amistosos
con el ambiente que la primera generación, y se producen a precios más competitivos .
Como alimentación a los procesos utiliza grasa , desechos de la agricultura, bagazo de
la producción de azúcar, aserrín. Aprovecha los desechos inherentes en la producción
de los biocombustibles de primera generación. La primera etapa utiliza enzimas para
convertir la celulosa en bioetanol, dando como resultado bioetanol lignocelulósico. El
segundo proceso se conoce como pirolisis anhidra [2] (descomposición de material orgá-
nico por calentamiento en ausencia de oxígeno o cualquier otro reactivo para convertir
el material sólido en combustibles líquidos). Una de las ventajas de la tecnología de se-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA