Banco central - Diccionario de la Constitución Mexicana. Jerarquía y vinculación de sus conceptos - Libros y Revistas - VLEX 698732749

Banco central

Autor:Instituto Mexicano de Estrategia
Páginas:77-80
 
EXTRACTO GRATUITO

(Artículo 28 constitucional)

Concepto

El banco central, según el texto constitucional, es un organismo autónomo en el ejercicio de sus funciones que son el control de los cambios monetarios, la regulación de la intermediación y los servicios financieros, así como el financiamiento a otros bancos y al gobierno federal. Tiene a su cargo el área estratégica de acuñación de moneda y emisión de billetes, y su objetivo principal es la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional.

En su moderna concepción es la institución sobre la que descansa la estabilidad de precios, base del desarrollo económico de un país, a partir del manejo de la tasa de interés y la circulación de moneda y billetes. Otra de sus funciones trascendentes es la de constituirse en el banco de los bancos del sistema financiero dentro del territorio del Estado a que pertenece, mediante una amplia gama de servicios como ser depositario de sus cuentas bancarias, prestamista de última instancia, custodio de reservas y divisas, agente financiero del gobierno, proveedor de dinero de curso legal y contralor de las instituciones financieras.

En México la banca central está personificada en el Banco de México, organismo que en 1993 fue redefinido al serle atribuidas las facultades y objetivos hoy vigentes. La estabilidad de los precios que persigue surgió del abuso del financiamiento que otorgaba al gobierno federal, derivado de su falta de autonomía, lo que convirtió al gasto público expansivo en factor de presión de los precios al alza. No hay que olvidar que cuando fue transformado en órgano constitucional autónomo, el país venía saliendo de tres lustros de elevada inflación y déficit reiterados de la hacienda pública.

La erosión del poder adquisitivo de la moneda nacional produce graves efectos sociales, sobre todo el estancamiento económico y una distribución regresiva del ingreso y de la riqueza. Transfiere recursos del salario, sobre todo de los grupos de población de patrimonio modesto, a las ganancias de las actividades económicas, especialmente las comerciales, por la vía del simple aumento de los precios.

La inflación impide que este incremento de ganancias fáciles no se convierta en crecimiento de la inversión porque las ganancias son consumidas por sus propietarios o destinadas a depósitos financieros de altas tasas de interés, dada la atmósfera de inseguridad económica prevaleciente.

Hay que señalar que el control del proceso inflacionario no puede descansar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA