El auténtico impacto de Lozoya - Núm. 256, Agosto 2020 - Revista el Mundo del Abogado - Libros y Revistas - VLEX 847804143

El auténtico impacto de Lozoya

Páginas:1-1
 
EXTRACTO GRATUITO
1
El Mundo del Abogado
EL AUTÉNTICO IMPACTO DE LOZOYA
Odebrecht me pagó cuatro
millones de dólares que se
utilizaron para financiar la
campaña de Enrique Peña
Nieto”, declaró Emilio Lozoya
apenas llegó a México extraditado
de España. “El dinero se utilizó
para pagar a asesores externos
que contrató Luis Videgaray”, aña-
dió. Más tarde, aseveró: “Cuando
Peña ya era presidente, Odebrecht
entregó otros seis millones de dó-
lares para que se le garantizaran
contratos y concesiones”.
Señaló, asimismo, a los bene-
ficiarios de los sobornos que se
entregaron a algunos legislado-
res para que votaran a favor de
la reforma energética: a Ricardo
Anaya, por ejemplo. Acusó, asimis-
mo, a Ernesto Cordero, a Salvador
Vega, al actual gobernador de
Querétaro, Francisco Domínguez,
y al de Tamaulipas, Francisco Gar-
cía Cabeza de Vaca.
¿Es cierto lo que ha afirmado
Lozoya a cambio de que se le
reduzca la sanción por cohecho,
lavado de dinero y asociación
delictuosa? Es probable. Pero,
para efectos jurídicos, sus
declaraciones y sus confesiones
no tienen, hasta hoy, ninguna
relevancia. Mientras éstas no
se hagan ante un juez y no se
aporten elementos probatorios,
Lozoya podrá involucrar a Peña, a
Calderón, a Fox, a Zedillo, a Salinas
de Gortari y hasta a Echeverría, sin
que ello genere consecuencias
jurídicas.
Lo anterior, por supuesto, no
significa que sus acusaciones no
esencial: discutiremos detalles y
minucias en nuestros colegios,
escuelas de Derecho y redes
sociales. Para empezar, el carác-
ter “técnico” de la defensa. Esta
ya sacó de la chistera la “autoría
mediata en los aparatos organiza-
dos de poder” para que su cliente
no pise la prisión, gracias a amon-
tonar un silogismo tras otro. Pero
si esto ocurre sin que aparezcan
otros responsables, la Fiscalía y
el gobierno van a salir muy mal
librados. Más allá de la dogmática,
nadie creerá que “el pobre Lozoya”
fue obligado a corromperse
Con este argumento, nuestras
prisiones estarían vacías.
El equilibro de poderes es
deseable, incluso con el mejor de
los gobiernos. Sin emitir un juicio
sobre el actual, parece que una
Cámara de Diputados más equili-
brada en 2021 obligará a negocia-
ciones y promoverá contrapesos,
signo de toda democracia. Por
ello, la dimensión que se dé al
juicio del ex director de Petróleos
Mexicanos —jurídica o política—
resultará crucial. ¿O sólo se tratará
de debilitar al PAN?
Si lo que aporta Lozoya nos
conduce a desentrañar una red de
tráfico de influencias y cohechos,
enhorabuena: que se castigue
a quien deba castigarse y que
queden claras complicidades y
contubernios. Si, en cambio, todo
queda en silogismos, dogmas
penales ininteligibles, dimes y di-
retes, habremos perdido una gran
oportunidad, tanto el gobierno
como la sociedad.
vayan a tener repercusiones. Re-
percusión sería más preciso decir:
lo que parece buscarse es que,
ante la opinión pública, la oposi-
ción quede lo más desprestigiada
que se pueda. Concretamente, el
Partido Acción Nacional. De aquí
que resulte tan importante la
labor que tiene ante sí Alejandro
Gertz Manero. Como lo hemos
dicho en este espacio, él es un
hombre íntegro y cabal. El proble-
ma que enfrentará, sin embargo,
amenaza con politizarse. El fiscal
general tendrá presiones por
doquier.
En los próximos días veremos
desfilar a algunos políticos que,
responsables de lo que se les
acusa o no, incurrirán en con-
tradicciones y en desatinos que
provocarán que el votante ordina-
rio quede convencido de que son
unos granujas y que nada sería
mejor para México que mantener
en la Cámara Baja a la coalición
Juntos Haremos Historia.
El show mediático terminará
hasta julio de 2021. En el ínterin,
los abogados jugaremos un papel
Foto: Wikipedia

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA