Ausencia masculina y control del poder decisional en las familias de migrantes de Senegal. - Núm. 113, Mayo 2012 - Relaciones Internacionales - Libros y Revistas - VLEX 650012229

Ausencia masculina y control del poder decisional en las familias de migrantes de Senegal.

Autor:Tandian, Aly
Cargo:Report
 
EXTRACTO GRATUITO

Male Absence and the Control of Decisional Power in Migrants' Families in Senegal

Introduccion

Para esta investigacion hemos realizado entrevistas individuales y colectivas en las aldeas de Thialaga, Gollere y Sinthiou Garba, dando la palabra a las mujeres de los migrantes y a algunos hombres presentes. La eleccion de la entrevista semidirectiva se debe al hecho de que esta deja lugar al libre discurso, lo que favorece los momentos de confidencia, de aceptacion y, por lo tanto, de divulgacion de segmentos de realidad a la sombra de la oficialidad.

Tratandose de entrevistas colectivas, hemos organizado grupos de discusion focus-groups) entre personas de categorias sociales diferentes, con el fin de llegar a medir las relaciones en publico entre personas diferentes. Esta forma de obtencion de datos cualitativos nos ha permitido constatar que "los trabajos centrados en la toma de la palabra consideran el turno de esta como la unidad interactiva irreducible de la linguistica. Cada interlocutor posee implicitamente los medios para gestionar los turnos o para reparar los errores, por ejemplo las contradicciones de palabra entre dos interlocutores". (1)

Esta investigacion es una oportunidad que recrea un medio social, es decir, un medio donde los individuos interactuan, y que ofrece la posibilidad de observar las emociones de los participantes ante los mensajes presentados. Esto nos ha permitido, a lo largo de los temas centrados en la estratificacion social y la gestion del poder decisional, sondear, por una parte, el por que de las respuestas, asi como mediar en la "lucha de caracter" (2) entre personas del mismo genero o de la misma edad.

La organizacion de grupos de discusion nos ha permitido comprender los sentimientos de los diferentes participantes, su forma de pensar y de actuar, como perciben un problema, lo analizan y lo discuten. Por esto, ningun comportamiento del entrevistado ha sido descartado, y han sido considerados los cambios de parecer, las opiniones minoritarias y el lenguaje no verbal (sonrisas, movimientos de cabeza, miradas distraidas, etc.), lo cual nos ha obligado, en varias ocasiones, a reactivar la discusion hasta llegar a una respuesta mensurable.

Posesion y desposesion de las decisiones familiares

Con los destinos actuales de los migrantes haalpulaar, nuevos lugares de vida se hacen y deshacen trayendo consigo la construccion de largas ausencias, a diferencia de las primeras migraciones de la "gente del valle", que habian sido no solo temporales sino, sobre todo, de proximidad. Esta situacion, aun con una tendencia a perdurar a causa de las recientes formas migratorias hacia destinos lejanos, despues de las politicas de cierre de fronteras en los anos ochenta y de las campanas de expulsion en los primeros espacios de arribo, ha llevado al cuestionamiento de un sistema de gestion familiar en el cual el poder de decision estaba bajo el control de los hombres.

Con la ausencia permanente de los varones en los hogares, asistimos a incesantes negociaciones en la gestion del poder decisional no solo entre los conyuges, sino tambien entre las mujeres de los migrantes y otros miembros de su familia politica. Asi, el control del poder de decision familiar parece situarse entre la busqueda, la desposesion y la renegociacion; de ahi la necesidad de hablar de recomposiciones perpetuas de los status sociales y las competencias familiares, incluso si en Senegal:

se estima que las mujeres dirigen menos del 10% de las familias rurales [...] Sin embargo, los estudios mas detallados muestran que las familias dirigidas por los hombres no tienen necesariamente un hombre adulto presente: estas son dirigidas de hecho por una mujer. Asi, por ejemplo, aunque 85% de las 365 familias estudiadas en el valle del Rio Senegal hayan sido descritas como estando dirigidas por un hombre, 47% de ellas no tenia a la cabeza a un adulto hombre presente. Ademas, sobre el 10% de las familias que estaban descritas como dirigidas por las mujeres, 80% tenia jefes hombres de 8 a 14 anos, y el 26% de los jefes hombres ausentes. (3) En ese contexto, y a pesar de la intensidad de la migracion masculina, hay pocas mujeres que son verdaderamente jefas de familia, ya que estan generalmente bajo la autoridad de algun(a) responsable de la familia extensa. Dicho esto, bajo el efecto de la practica de las costumbres, la patrilocalidad sigue siendo aun el fenomeno de uso en la sociedad haalpulaar, y contribuye al hecho de que algunas mujeres de migrantes se queden bajo la tutela de los parientes politicos (padre, madre, hermana, hermano, etc.) que controlan el poder decisional, incluso si a veces ciertas negociaciones ponen en juego el control o la desposesion de la autoridad para la gestion de las decisiones familiares.

A consecuencia de esto, en el proceso de construccion del genero social es recurrente escuchar "tuuba ko ngootd", es decir, que "no hay nunca un solo jefe en la casa y estos deben portar necesariamente un pantalon". Este pensamiento popular local, que evoca la importancia del lugar del hombre en el seno de las relaciones familiares, es un hecho de centralidad en la primera explicacion de los tipos de dominacion legitima que Max Weber resume como "un caracter racional, que reposa sobre la creencia en la legalidad de los reglamentos y el derecho de dar directivas que tienen aquellos que estan llamados a ejercer la dominacion (legal) por estos medios". (4)

De hecho, en la sociedad haalpulaar, la mujer no puede liberarse de esta "dominacion" en la medida en que la sumision femenina es una regla mayor del orden social y adquiere, en el plano practico, dos formas principales: un papel poco activo o pasivo. Por una parte, cumplira el rol de ejecucion de las directrices del marido para la satisfaccion prioritaria de los deseos de este, provocando por lo tanto la ausencia segura de iniciativa en ella; por otro lado, tambien reflejara el respeto y la absoluta lealtad. Debido a su matrimonio, si la esposa esta asociada de cierta manera a la familia del marido, lo esta en funcion de un estatuto inicialmente pobre, que reduce a la mujer al pudor y al temor hacia el esposo, quien es casi siempre mayor que ella y puede, por lo tanto, pasar facilmente ante sus ojos como su amo y no como un igual. (5)

De manera paralela a esas relaciones conyugales, los suegros influyen mucho en las relaciones matrimoniales y la distribucion del poder decisional. Asi, en algunas familias, ademas del regimen de patria potestad que supone que la gestion del poder decisional pertenece al hombre mas viejo de la familia, la madre, los hermanos, las hermanas, etc., cualquiera que sea su edad, reconocen una cierta autoridad sobre la mujer del hijo o del hermano que se encuentra en el extranjero. De cierta manera, la sociedad haalpulaar se parece a "las sociedades mediterraneas e islamicas que estan caracterizadas por una relacion privilegiada madre-hijo [...] y es frecuente que sea a la madre a quien el hijo transmite su autoridad, asi como el control de sus bienes, incluida su mujer". (6)

Ese contexto tambien se encuentra presente en los trabajos de Yaya Wane, que dejan asi imaginar que, con la patrilocalidad y presencia de los suegros al interior de las familias, no se facilita siempre un entendimiento entre los conyuges:

el modelo social del comportamiento del suegro con respecto a su nuera se presenta en terminos de apoyo material y moral [.] la suegra esta cronicamente presente en la existencia de la pareja matrimonial y, con demasiada frecuencia, de manera intempestiva, segun los esposos. La suegra se opone ferozmente a la familia de su hijo y rara vez se entiende con la nuera. Puede estar celosa de esta nuera a quien trata de la misma manera que una co-esposa. En consecuencia, podemos decir que la madre frecuentemente exigira a su hijo un trato identico, si no superior, que aquel que concede a su mujer. (7) Para observar esto de manera mas clara, se organizo un primer grupo de discusion con algunas esposas de migrantes, y posteriormente una segunda entrevista colectiva con algunos migrantes. Estos encuentros realizados con mujeres y hombres nos han permitido conocer las formas de negociacion adoptadas por los diferentes actores por el control de las decisiones familiares. De esta manera, en el caso de las mujeres de migrantes, la gestion del poder familiar hace intervenir a otros miembros de la familia, ademas de los conyuges. A la pregunta de "?quien toma las decisiones durante la ausencia del marido?", algunas mujeres de migrantes de Sinthiou Garba respondieron lo siguiente.

Kaga:

Las mujeres pueden tomar ciertas decisiones, pero lo mas seguido es que esto se haga bajo el control de los suegros [...] Son ellos quienes informan, por carta o por telefono, a nuestros esposos cuando es necesario tomar una decision importante. A veces tambien los suegros dan sus propias opiniones sin informarnos previamente. Siendo personas mayores, tienen toda la responsabilidad familiar. Generalmente, cuando llaman o envian una carta a los esposos, es mas bien para informar que para preguntar una opinion. Nosotras las mujeres no hacemos mas que seguir lo que los suegros nos dicen que hagamos [...] Voila c'est touA (!Eso es todo!). Absatu:

Efectivamente, las mujeres no pueden tomar decisiones porque las cuestiones principales corresponden a los hombres; ellas solo pueden tomar algunas pequenas decisiones y, generalmente, el esposo hace saber esto a su senora antes de partir, para evitar cualquier tipo de confusion durante su ausencia. Sin compartir los puntos de vista de las dos primeras mujeres, Haby corta la palabra a Absatu y furiosamente afirma en tono serio:

Haby:

!Yo creo que hay que decir las cosas tal como son! :[...] en la aldea, ninguna mujer puede decir que ella sola puede tomar una decision familiar [...]; en la aldea, ninguna decision puede ser tomada [exclusivamente] por una mujer. La posicion de Haby no parece agradar a las otras mujeres. Sin...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA