Los atajos de la democracia mexicana - La democratización mexicana. Un camino tortuoso - Libros y Revistas - VLEX 682648285

Los atajos de la democracia mexicana

Autor:Samuel Schmidt
Páginas:71-87
 
EXTRACTO GRATUITO
Samuel Schmidt
71
Capítulo II
Los atajos de la democracia
Introducción a la relación de deportes y políca
Entre los maratonistas no es poco común no terminar el maratón. Las reglas dicen
que uno puede descansar las veces que sea y llegar a la meta de llegada para
recoger su medalla y tomarse una foto para el recuerdo personal, no importa el
empo que le tome. La fotograa de Roberto Madrazo, candidato a la presidencia
por el PRI (2006), cruzando la meta del maratón de Berlín (2007) le dio la vuelta
al país y se conviró en escándalo durante un buen par de semanas, sin que el
aclarara la cuesón del atajo del que se le acusaba haber tomado.
El episodio es una magníca ilustración sobre la políca mexicana. El
atajo de Madrazo es una metáfora sobre el décit democráco mexicano, en
este sistema las metas se logran por medio de atajos que no requieren mayor
explicación social, porque los entendidos y los que deben entender saben de su
existencia, los saben usar, no cuesonan su uso y reconocen al que ene habilidad
de usarlos.
Ante el escándalo, Madrazo guardo un silencio que reforzaba la idea de
que había hecho trampa (¿el que calla otorga?); lo que pudo ser una estrategia
de contención de daños se conviró en un incremento de su debilidad. Había dos
posibilidades, si él hubiera respondido, tal vez hubiera dado pie a una escalada de
crícas adicional en los medios, a menos, claro está, que hubiera reconocido que
tomó un atajo y que llegó a la meta para tomarse la foto del recuerdo, aunque había
salido de la competencia. Era un ataque de honesdad inusual en los polícos
mexicanos pero que le hubiera logrado muchas simpaas, especialmente porque
llevaba sobre las espaldas la acusación de que había defraudado su elección
La democratización mexicana Un camino tortuoso
72
para gobernador de Tabasco, lo que se probó con la entrega de unas cajas con
información que el derrotado candidato Andrés Manuel López Obrador mostró en
el zócalo de la Ciudad de México98.
Su respuesta, contra fácca para el ánimo societario pero común para
la cultura políca del país, fue sostener que la críca era una conspiración en
contra de sus esfuerzos de hacer el bien a favor de los deporstas, entre los que
se encuentra una fundación de la que no se tenía nocia; de paso soltó que lo
que él había hecho era normal entre los deporstas, ¿hacer trampa? Nadie le
creyó nada, como tampoco se les cree a los polícos que depredan al país y que
cada vez son más y más depredadores. Y si es un políco que conende en una
competencia de esas y se descubre que hizo trampa, mucho peor. ¿Acaso hay
distancia entre hacer trampa en el maratón y hacer fraude electoral?, ¿reduce la
carga simbólica el sostener que todos lo hacen?
Para los que no estamos enterados de los usos y costumbres en el maratón,
nos llamó la atención que llegara a la meta enchamarrado y que su lenguaje
corporal indicara una señal de triunfo. Después se desató el tema de los empos
y el hecho que los corredores llevan un chip para medir los empos, porque a los
maratonistas se les mide el empo desde que arrancan para los que compiten, aún
aquellos que lo hacen contra sí mismos, o sea para mejorar sus marcas. A Madrazo
lo afectó la certeza de que era imposible hacerle trampa a los alemanes, un pueblo
tan metódico hasta para deshacerse de los que construye como sus enemigos;
mientras empezamos a aprender sobre el uso de la tecnología para el control de los
deporstas y la dicultad de engañar, contrastamos con lo que en México sucedió,
porque el día que las computadoras daban por ganador a alguien indeseado para
la elite gobernante el sistema se cayó/calló. Apagar las computadoras fue un atajo
para que Carlos Salinas se levantara con la presidencia, haciendo posible que los
poderosos pudieran seguir haciendo de las suyas; bajo este paradigma, cuando
leíamos en el periódico el escándalo deporvo nos dijimos: ¿y por qué Madrazo
no?, hizo trampa para ganar la gubernatura de Tabasco, Zedillo intentó hacerlo
renunciar y logró imponerse exacerbando la debilidad del presidente. La trampa
del maratón es parte de su historia de vida, que de alguna manera la es de la
historia reciente del PRI.
98 Fuego amigo que conviene dilucidar. ¿Cuál es la mano que deposita las cajas con la información en manos de opositor?
Hay quién sugiere que es cercana al entorno presidencial.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA