Cómo Asegurar la Información Cibernética de tus Hijos - Núm. 156, Septiembre 2016 - Foro jurídico - Libros y Revistas - VLEX 648182289

Cómo Asegurar la Información Cibernética de tus Hijos

Autor:Susana Cohen Cats
Páginas:74-75
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 74

Cada vez que vemos a un niño utilizando un iPad o celular pensamos que estas generaciones están diseñadas de una manera totalmente distinta a la nuestra, como si por naturaleza nacieran conectados a la tecnología, sin embargo, nuestras niñas y niños no dejan de vivir en este mundo con los mismos retos y peligros que siempre han existido.

Cyberbulling, grooming, sexting, sextortion y pishing nombran viejas maldades hechas a la manera moderna, pues son delitos realizados por personas que usan la tecnología para aprovecharse de otros, en este caso de nuestras niñas y niños.

Por eso es importante que los padres aprendan a usar los nuevos dispositivos electrónicos y los medios de comunicación, para enseñar a sus hijos el uso apropiado del internet, pues solamente conociéndolos pueden educarlos sobre cómo protegerse frente a personas que tratan de abusar de ellos.

Seguramente has escuchado de casos en los que una niña o niño ha sido acosado por los niños de su escuela a través de comentarios hirientes e incluso llegando a la violencia física. Cuando esta práctica se produce en internet adquiere el nombre de cyberbulling y aunque se produce mayormente a través de redes sociales o mensajería, no deja de lastimar la integridad del menor, porque su objeto es amenazar y humillar al difundir texto o imágenes creando un acoso virtual de forma deliberada y repetida.

Para el caso del grooming, sexting y sextortion el principal peligro consiste en violar la intimidad de los menores pudiendo llegar hasta la explotación sexual. Por ejemplo, mediante el grooming un adulto busca ganarse la conianza de una niña o niño, con el propósito de abusar o explotar sexualmente a su víctima, esto lo realiza creando un peril falso en una red social para engañar y acosar al menor, pidiéndole que le envíe imágenes comprometedoras por chat, webcam o redes sociales.

El sexting ya sea cometido por un adulto con un menor, o entre dos menores, consiste en enviar o recibir imágenes y videos de contenido sexual a través de medios electrónicos, esta es una práctica que se ha vuelto recurrente en los niños y adolescentes, y cuyo principal riesgo es que una imagen subida a internet no solamente viola su intimidad, sino que es una imagen sobre la que se pierde el control y será casi imposible borrar de internet. Derivado de esta práctica se llegan a dar casos de sextortion donde...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA