Cómo aplicar la filosofía del México prehispánico en el medio ambiente actual - 19a Ofrenda al Día Mundial de Nuestra Madre Tierra - Libros y Revistas - VLEX 698161421

Cómo aplicar la filosofía del México prehispánico en el medio ambiente actual

Autor:Marisela Ugalde Velásquez de León
Páginas:25-26
 
EXTRACTO GRATUITO
25
Cómo aplicar la filosofía del méxico prehispánico
en el medio ambiente actual
Marisela Ugalde Velásquez de León
Cuando oímos las noticias y leemos los periódicos dándonos los pormenores de la gran
cantidad de catástrofes a las que se acerca la humanidad, y el miedo a perecer asfixiados,
fulminados, enfermos con raros e incurables virus, o peor aún, muertos de hambre o de sed,
a los humanos de todas las nacionalidades, provocan y alarman, pensando que el gran final
de esta obra maravillosa, llamada naturaleza, está a punto de terminar.
Qué alejados de la verdad podemos estar. Y esas noticias, pasadas por el ojo avizor de los
técnicos en mercadotecnia y publicidad, nos las hacen llegar a las masas, influenciándonos
para, inconcientemente, provocar a la prisa por vivir y obtener, fácil y rápidamente, benefi-
cios y compensaciones por lo que no vamos a tener. Basta con una sugerencia de los medios
de comunicación, y las compras de miedo muchas veces nos comprometen al consumo, o
peor aún, la sugerencia de estar en mejores estatus, o tener una mejor imagen, nos aleja de la
realidad y simpleza de la verdadera y alegre vida sobre nuestro planeta.
Dicho esto, me gustaría hacer una reflexión que considero en este momento importan-
te: nuestras tradiciones antiguas son realmente el resultado del conocimiento, de los ele-
mentos con los que nuestro planeta cuenta para ser la joya del universo: tierra, aire, agua,
y fuego. Tonantzin Tlalli Coatlicue, la tierra, la que nos da el sustento, nuestra madre que
nos carga y provee de lo necesario; Tlaloc y Chalchiutlicue, el precioso líquido que tanto
si cae como lluvia y fertiliza, o está contenido en mares, lagos, ríos o manantiales, es la
vida, por quien vivimos; Ehecatl, el aire que nos da aliento y vida, que fertiliza, transporta
y limpia el ambiente, haciendo que las nubes de vapor con cargas energéticas se desplacen
a grandes velocidades y choquen en los diferentes niveles de nuestra atmósfera generando
cargas benéficas y electromagnéticas que limpian y nivelan los gases que transitan en ella;
y, por último, Xiuhtecuhtli, el fuego, no la lumbre, como lo conocemos en flama que co-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA