Antecedentes históricos de los medios de transporte - Cuarta unidad. Los medios de transporte - Trámites y documentos en materia aduanera - Libros y Revistas - VLEX 497942534

Antecedentes históricos de los medios de transporte

Autor:Felipe Acosta Roca
Páginas:125-137
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 125

Los transportes en el desarrollo económico de la humanidad han sido determinantes. No fue por azar que las primeras civilizaciones hayan surgido en regiones cercanas a ríos o mares, los que, además de satisfacer otras necesidades, cumplían el papel de ser las primeras vías de comunicación con otras regiones.

Con la aparición de la rueda empieza el desarrollo del transporte y la maquinaria moderna.

Las necesidades eran cambiantes; la guerra entre las culturas antiguas, la necesidad de comerciar y la de convivencia fueron causas principales de que se fomentara la apertura de nuevos cambios.

Esto motivó que los pueblos se entrelazaran fomentando el intercambio de productos de mercancías.

Los principales pueblos comerciantes fueron los romanos y los fenicios hacia 2800 años a.C. El pueblo romano se caracterizó por el perfecto trazo de sus vías comerciales terrestres. Por otro lado, los fenicios fueron los precursores del comercio marítimo.

Sin duda alguna, el primer medio de transporte por agua lo fue un tronco o una balsa que al correr del tiempo fue sufriendo transformaciones para inventar otro tipo de embarcaciones, que pudieran adaptarse tanto a las necesidades de movilización de grupos humanos y mercancías como a las situaciones climatológicas.

Así fue como se creó el arte de navegar. El gran desarrollo del comercio internacional ha logrado que el mar se convierta en un lugar concurrido y que en esta forma también se desarrolle la marina mercante mundial.

Con la Revolución Industrial se inició la evolución del medio de transporte masivo de bienes y colectivo de personas.

Empero, los transportes a partir del surgimiento de la Revolución Industrial se tornan indispensables para el desarrollo de la economía. En un sistema de mercado la producción debe articularse con la circulación de mercancías que será punto final al convertirse en consumo.

El desarrollo del transporte se ha debido principalmente al gran crecimiento de la población y con ello la alta demanda de productos, los cuales, por la distancia desde la que deben ser transportados y muchos de ellos por su baja densidad económica, hacen incosteable su transportación cuando los volúmenes son reducidos; de ahí la importancia de que el transporte tenga una mayor capacidad y se mueva con mayor fluidez.

Page 126

Más tarde, con la aparición del motor de combustión, crece el ferrocarril y se desarrolla la navegación marítima. El vehículo automotor impone su presencia sobre el ferrocarril en cuanto a su flexibilidad y mayor velocidad. A partir de la tercera década del siglo pasado, la construcción de la red carretera tuvo un fuerte dinamismo, lo que ocasionó un cambio en la distribución de la carga terrestre en beneficio del autotransporte. A pesar de las ventajas que ofrecía el ferrocarril, las inversiones se orientaron a la construcción de carreteras. La aviación, que constituye la última innovación en materia de transpor- tes, logró modificar el concepto de distancias geográficas. Así, la integra- ción de los diversos medios han dado lugar al sistema multimodal en el transporte de mercancías.

Breve relacion historica de los medios de transporte en nuestro pais y su evolucion hasta nuestros dias

En nuestro país, el crecimiento de la economía durante la Primera Gue- rra Mundial, y en la posguerra, creó la necesidad de desarrollar el sistema de transporte para acelerar el crecimiento del mercado interno y facilitar la posibilidad de acceso al exterior con el objeto de diversificar mercados, principalmente con los estadounidenses. El transporte en México ha sido determinado por factores de tipo geo- gráfico, histórico, político, económico y social, y así, el 31 de agosto de 1931, se promulgó la Ley de Vías Generales de Comunicación y Medios de Transporte. Su articulado esencial señala los principales aspectos de las concesiones sobre las vías generales de comunicación y explotación de las mismas, caminos y puentes, explotación de ferrocarriles, transportes marítimos y fluviales, comunicaciones aéreas, eléctricas y postales. El 28 de septiembre de 1932, se publicó una nueva Ley Sobre Vías Generales de Comunicación y Medios de Transporte que estuvo en vigor hasta el 19 de febrero de 1940, fecha en que apareció la Ley vigente donde ya hace referencia al autotransporte, reformada al 31 de diciembre de 1947, la cual sustituye los antiguos permisos de ruta por concesiones.

El 10 de enero de 1947, se expidió el Reglamento de la Ley del 7 de diciembre de 1946, sobre secretarías y departamentos de estado; y el 10 de enero de 1959, entró en vigor la nueva Ley en esta materia que confiere a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, entre otras funciones, las de otorgar permisos para establecer y operar servicios de transportación aérea, ferroviaria y por carretera en caminos nacionales, vigilar su funcionamiento y operación y la de fijar las tarifas correspondientes.

Es indudable que a partir de la Revolución Mexicana, la capacidad creativa de la administración pública se ha visto sujeta a presiones sostenidas que tienen su origen en un desequilibrio económico y en una injusta distribución de la riqueza, situación que se agudiza por el fenómeno del crecimiento demográfico que demanda, sin prórroga posible, una producción cada vez mayor de bienes y servicios.

Este desafío permanente a la eficiencia e idoneidad de una política económica a la luz de aceleraciones constantes y cambios bruscos, muchas veces originados en el exterior, ha impedido una óptima planeación en muchos sectores de la actividad nacional.

Page 127

Pudiera ser, como ya se ha dicho, que nuestras vías de comunicación fueron proyectadas y construidas en el pasado, no para proporcionar el intercambio de bienes y servicios con un sentido nacionalista, sino para facilitar, a nuestra costa, el enriquecimiento de potencias extranjeras.

Ya en la etapa posrevolucionaria se configuraron políticas particulares de carreteras, puertos, ferrocarriles y aeropuertos, pero sin llegar a una política general y unitaria de transportes.

Entre los años de 1970 y 1980, se adoptaron avances tecnológicos que modificaron la estructura económica del país, en donde los medios de transporte empiezan a requerir de una infraestructura necesaria para que en función de ésta pudieran satisfacer el movimiento de la mercancía y buscar los mejores criterios para su desarrollo.

El rezago de los transportes y la apertura comercial que se dio a mediados de los 80, han obligado a agilizar la modernización, modificar sus formas de operación, adoptar tecnologías de punta y a responder a las expectativas del comercio internacional actual de nuestro país.

Los diferentes sistemas de transporte en el comercio
Transporte Ferroviario

En 1873, Porfirio Díaz inauguró la ruta México-Córdoba-Veracruz con la que inició la importante red ferroviaria que, al final de su dictadura en 1910, cubriría una extensión de cerca de 24,000 km. Hoy en día, después de setenta años de Revolución, esta estructura fundamental no ha sido ampliada significativamente, convirtiéndose en uno de los grilletes que impiden avanzar nuestra economía. Después de 109 años de que empezaron a funcionar los ferrocarriles, debido al esfuerzo de Porfirio Díaz, los gobiernos posteriores a la Revolución no han podido hacer más que lo hecho por el dictador oaxaqueño.

Con posterioridad a 1910, la falta de visión, la corrupción y el criminal abandono de los gobiernos posrevolucionarios, provocaron que estos transportes cayeran en la ineficiencia e insuficiencia y se convirtieran en el más grave cuello de botella de la economía actual.

La red México-Córdoba-Veracruz unió principalmente los centros mineros y agrícolas con los centros industriales. Esta infraestructura se constituyó de esta manera debido a que los inversionistas extranjeros eran propietarios de la mayor parte de los centros mineros.

Durante la Revolución Mexicana, los ferrocarriles jugaron un papel vital en el movimiento de las tropas revolucionarias y las conservadoras. A partir de 1910, el gobierno decide rehabilitar al sistema ferroviario, construyendo el ferrocarril del sureste, Sonora-Baja California y Chihuahua-Pacífico.

En el año de 1937, el Gobierno Federal hizo uso, por primera vez, de las facultades que le concedió la Ley de Exportación, nacionalizando los Ferrocarriles Nacionales de México, de cuya sociedad poseía la mayor parte de las acciones.

...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA