Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN) - 20 años del TLCAN. Su impacto en la balanza de pagos, agricultura y vulnerabilidad externa de la economía mexicana - Libros y Revistas - VLEX 683344645

Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN)

Autor:Jorge Alfonso Calderón Salazar
Páginas:225-263
 
EXTRACTO GRATUITO
225
Entre el 4 y el 7 de septiembre de 2001 surgió la “Sociedad para la Prospe-
ridad” mediante la iniciativa de los Presidentes Vicente Fox (presidente de
México de 2006 a 2012) y George W. Bush, (presidente de EUA de 201 a
2009), cuyo objetivo inicial estuvo enfocado a crear una agenda de para
profundizar la integración económica.260 Desde entonces, los presidentes
Bush y Fox acordaron comenzar los trabajos formales para articular la
Sociedad. El 28 de junio de 2004, el presidente Fox destacó que se debería
construir la integración de los sistemas financiero, energético, aduanal, de
seguridad y de comunicaciones y transportes con Estados Unidos, así
como la alineación de instituciones y leyes como parte de la conformación
de un bloque económico.261 Esto incluía una política energética común. Por
su parte, el secretario Derbez expuso que el Tratado de Libre Comercio de
América del Norte (tLcAn) debía iniciar una nueva fase para integrar a los
tres países en un solo bloque estratégico que permita enfrentar la creciente
259Una primera versión de este análisis fue presentada en ponencias que presenté en
foros organizados por la Fundación Friedrich Ebert en 2004 y 2005 en Quito, Ecuador y en
México y en el ensayo: “ASPAN y/o TLCAN plus: profundizar la integración subordinada”,
publicado en el libro: “La ASPAN, nuevo desafío a la nación mexicana”; Sandoval Juan
Manuel, compilador; Universidad Autónoma Chapingo, México, 2008. Adicionalmente, este
apartado incorpora ideas previamente expuestas en un análisis elaborado en 2013 en coau-
toría con Orozco Contreras Marcela titulado: “TLCAN y ASPAN: integración subordinada de
México”.
260Del 4 al 7 de septiembre de 2001, el Presidente Vicente Fox llevó a cabo una Visita de
Estado a los Estados Unidos de América, la cual incluyó diversos eventos en Washington,
D.C. y Toledo, Ohio. Al término de ésta, el Presidente Fox viajó en Visita de Trabajo a la ciudad
de Miami, Florida. Esta información está disponible en http://www.presidencia.gob.mx/activi-
dades/girasinternacionales/?contenido=1751&pagina=13.
261Villamar, Alejandro, “TLC Plus. El nuevo desafío a la nación mexicana”, Revista Coyun-
tura, número 125, enero-febrero de 2005, pág. 48-49.
Capítulo 6
Alianza para la Seguridad y la Prosperidad
de América del Norte (ASPAN)
259
226
Jorge Alfonso Calderón Salazar
competencia de Asia y otras regiones. Desde su punto de vista, América
del Norte necesita una política común de educación, desarrollo científico y
tecnológico, así como mercados de capital comunes y un sistema legal
uniforme que dé seguridad a largo plazo a los inversionistas.
Arturo Guillén, al evaluar las tendencias futuras del TLCAN aborda el
tema del ASPAN en los siguientes términos:262
“ante el estancamiento de las negociaciones del ALCA, las iniciativas para
profundizar la integración en América del Norte se han redoblado durante
2005. El 13 de marzo de este año, los presidentes de Canadá, Estados Unidos
y México se reunieron en Waco, Texas, donde acordaron crear la Alianza
para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte. Según lo expresado
en la Declaración Conjunta de dicha reunión (Presidencia de la República,
2005: 1), los tres países decidieron “construir nuevos espacios de coope-
ración, a efecto de dotar de mayor seguridad a nuestras sociedades abiertas,
hacer más competitivas a nuestras empresas y más sólidas a nuestras
economías”. Los mandatarios se comprometieron a establecer “un enfoque
común de seguridad”. El presidente Bush describió la alianza como un
compromiso “con los mercados, la democracia, la libertad, el comercio, la
mutua prosperidad y la mutua seguridad”. Aunque algunos analistas cali-
ficaron de pobres los resultados concretos de la reunión, en la misma se
propuso la creación de grupos de trabajo para establecer “metas específicas,
medibles y alcanzables”.263
El llamado Grupo Independiente de Trabajo sobre el futuro de América
del Norte, patrocinado por el Consejo de Relaciones Exteriores de Estados
Unidos, el Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales y el Consejo
Canadiense de Presidentes de Empresa, y en el cual participan, entre otros,
importantes personajes identificados con las políticas del Consenso de
Washington como Carla Hills, representante comercial de Bush I, Pedro
Aspe, ex secretario de Hacienda de México de Carlos Salinas de Gortari y
John Manley, ex secretario de Hacienda de Canadá, presentaron un informe
intitulado Construcción de una comunidad de América del Norte (Grupo
262Guillén Arturo; “Las estrategias de los gobiernos de América del Norte en el marco de
la negociación del ALCA”; ensayo publicado en el libro: “ALCA: Procesos de Integración y
regionalización en América”. Gregorio Vidal. Coordinador, Universidad Autónoma Metropoli-
tana. México 2006. Pág. 23-54.
263Ibid. Pág. 49
Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN)
227
Independiente, 2005), donde establecen una serie de objetivos ambiciosos,
entre los que destacan:
Establecer un perímetro común de seguridad para el año 2010, de
manera que “un terrorista que intente penetrar nuestras fronteras
se ve en iguales dificultades para hacerlo sin importar cuál país
elija para entrar primero”.
Desarrollar una estrategia energética para América del Norte, lo
que supone ampliar la oferta y la infraestructura de producción de
petróleo y gas de la región. En particular se considera importante
“un desarrollo expandido y más eficiente” de los recursos energé-
ticos de México, lo cual reclama efectuar “reformas urgentes” en
ese sector, cuyo “desarrollo se ha visto obstruido por restricciones
constitucionales a la propiedad”.
Crear un espacio económico común que confíe “más en el mercado
y menos en la burocracia”, “en el que el comercio, el capital y las
personas fluyan con libertad”.
Adoptar un arancel externo común, “sector por sector, con base en
la tasa vigente más baja consistente con sus obligaciones multila-
terales”.
Ampliar los programas de trabajadores temporales en Estados
Unidos y Canadá, así como establecer una “preferencia norteame-
ricana” para los trabajadores de la región.264
El gobierno del presidente Vicente Fox fijó como una de las prioridades
de política exterior el profundizar la integración de América del Norte. La
llamada “comunidad norteamericana” consiste en planes sectoriales
(infraestructura y transporte), manejo de aduanas, y reforzamiento de las
fronteras y su perímetro. Prevé también explotar la existencia de reservas de
gas y petróleo en México con los recursos financieros de empresas esta-
dounidenses. Además, se plantea una política de coordinación macroeco-
nómica, incluyendo la integración monetaria, lo que generaría un escenario
propicio para la dolarización de México.265 En este contexto, se presenta en
septiembre de 2001 la iniciativa de la Alianza para la Seguridad y Prosperidad
264Ibid. Pág. 50
265Álvarez Béjar, Alejandro. “México en el siglo XXI: ¿hacia una comunidad de Norteamé-
rica?”, revista Memoria.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA