Ahorro e inversión

AutorDr. Miguel Ángel Gutiérrez Banegas/Melissa Sánchez Ocampo
Páginas107-139
Objetivos específicos:
a) Conocer la definición de ahorro y de inversión, así como las principales
diferencias entre ambos conceptos.
b) Identificar el significado de horizonte de inversión y perfil de
inversionista.
c) Conocer algunas de las opciones que existen para ahorrar e invertir en
México.
Durante la vida de una persona se requieren cantidades de dinero que
sobrepasan a nuestros ingresos. Las necesidades de dinero pueden deberse al
matrimonio, al nacimiento de un hijo, al pago de la educación de los hijos, a la
presencia de una oportunidad de invertir en bienes o para la realización de
algún negocio, a las enfermedades, o bien a la muerte. Para que una persona
pueda hacer frente a estos requerimientos de dinero, es necesario que las
personas lo acumulen, y el primer paso para ello es el ahorro.
El ahorro es el dinero que una persona o familia acumula para usarlo en un
futuro en algún objetivo previamente definido o para hacer frente a gastos
imprevistos. La correcta administración de los ingresos de una persona o
familia se refleja en el ahorro.
4.1 Definición de ahorro
Ahorrar es separar una parte de lo que se gana y no destinarlo a un gasto
inmediato. Esta parte se destina para gastos en el futuro. Es muy importante
tener un ahorro para que en el futuro tenga dinero por cualquiera necesidad de
usarlo. Al ahorrar, se está creando cierta seguridad económica para el futuro.
4.1.1 Importancia del ahorro
El ahorro permite a las personas o familias cubrir necesidades previamente
consideradas, como el nacimiento o el pago de la educación de un hijo; las
necesidades inesperadas como pueden ser la atención médica de
enfermedades; cubrir el gasto del hogar durante un periodo de desempleo o el
fallecimiento de un integrante de la familia.
4.2 Aspectos relevantes del ahorro
En este apartado, se expondrán los conceptos más relevantes en materia de
ahorro e inversión, a fin de que usted los conozca.
4.2.1 Ahorro o inversión
Dos conceptos que regularmente se utilizan como sinónimos son ahorro e
inversión. A continuación, se presentan las definiciones de ambos conceptos:
Ahorro Inversión
Como se mencionó, ahorrar es la parte del
ingreso, la cual no se gasta o no se destina al
gasto de alguna forma. Este se guarda para
compras futuras, para atender emergencias, para
invertir.
Invertir es la acción de destinar dinero a una
institución financiera o empresa, con el fin o con la
expectativa de obtener una ganancia, beneficio o
ingreso personal. Por lo general, es una actividad
a largo plazo (más de un año).
Diferencia entre ahorro e inversión
Las diferencias que existen entre estos dos conceptos es que invertir es más
complejo que ahorrar. Invertir requiere de la determinación del perfil del
inversionista que se tiene, es decir, qué tanto riesgo se desea tener, a fin de
obtener un rendimiento sobre el dinero. Mientras que el ahorro es un proceso
mucho más fácil, no se tienen tantos riesgos, pero las ganancias son menores.
El ahorro es una actividad a corto plazo (menos de un año).
Por último, es indispensable señalar que sin ahorro no hay inversión. Es
decir, para invertir requiere contar con un ahorro previo. Nunca debe
comprometerse dinero que se necesita o que ya se tiene destinado para
realizar gastos para invertir.
4.2.2 Horizonte del ahorro y de la inversión
El ahorro o inversión es indispensable para el cumplimiento de diversos
objetivos en la vida de una persona. El ahorro o inversión consideran diversos
plazos:
Corto plazo, aquel periodo de tiempo no mayor a un año. En este periodo,
una persona puede ahorrar o invertir, a fin de comprar algún
electrodoméstico, línea blanca, para celebrar el cumpleaños de algún
integrante de la familia, para un viaje, entre otros muchos objetivos.
Mediano plazo, aquel periodo de tiempo que va de uno a tres años. En este
periodo de tiempo, una persona ahorra o invierte, a fin de abrir algún
negocio, completar el enganche de algún bien inmueble, para la reparación
mayor de su casa, entre otros objetivos.
Largo plazo, aquel periodo de tiempo que va de tres años en adelante. En
este periodo de tiempo, una persona ahorra o invierte, a fin de adquirir
bienes inmuebles (casa, departamento, terreno), o bien para completar su
retiro laboral.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba