El agua en el siglo XX - Primera parte - El Agua, ayer y hoy - Libros y Revistas - VLEX 697820073

El agua en el siglo XX

Autor:Kamel Athie Flores
Páginas:51-62
 
EXTRACTO GRATUITO
29
El Agua, ayer y hoy
43 Mackinder Halford, El pivote geográfico de la historia. Real Sociedad Geográfica de Londres, 1904.
Tal y como lo sucedido en otros países europeos, las epidemias y los problemas
de salubridad que padecían las ciudades españolas en el siglo XIX, hicieron que algu-
nos ingenieros de caminos se preocuparan por encontrar soluciones para evacuar las
aguas residuales urbanas, abastecer de agua potable a la población, y mejorar la cali-
dad del agua. Por ejemplo, en Londres, Edwinn Chadwick demostró que los olores, y no
el contagio por contacto, eran las causas de las infecciones. Propuso utilizar las aguas
negras fuera del ámbito urbano, para riego y abono de campos.
5. El agua en el siglo XX
La demanda y oferta de los recursos
Visto en la perspectiva histórica, el siglo XX resultó atípico por numerosas razones: las
guerras entre países alcanzaron niveles que no se tuvieron en todos los siglos atrás; el
mundo se volvió un sistema político cerrado, de tal manera que los hechos ocurridos
y las medidas adoptadas en un país repercuten en otras naciones. Mackinder lo ha-
bía señalado con diáfana claridad: “El mundo se ha convertido en un sistema político
cerrado, y la esfera de acción del mismo será el mundo entero. Todas las explosiones
de fuerzas sociales que se produzcan, en vez de disiparse en un circuito circunvecino…
serán fielmente reflejadas desde los más lejanos rincones del globo… Probablemente,
una gran parte de la atención de los estadistas del mundo se traslade de la expansión
territorial a la lucha por una relativa eficiencia.”43
La economía llegó a un nuevo ciclo de crisis, en 1929, y en adelante fue afectando
cada vez a más países, hasta alcanzar a casi todos; la población registró tasas de cre-
cimiento que superó todos los siglos anteriores en su conjunto, de ser rural se volvió
urbana, las metrópolis superaron a las simples ciudades, las áreas verdes fueron revis-
tiéndose de capas de cemento, la tecnología alcanzó nuevas invenciones y aplicacio-
nes que revolucionaron la vida humana en todas sus costumbres, la presión sobre los
recursos naturales fue cada vez mayor, hasta alcanzar niveles de extinción en muchas
especies de flora y fauna. El agua no fue la excepción a todos estos cambios.
El crecimiento demográfico en el siglo XX alcanzó proporciones no vistas en la his-
toria, de casi mil millones de habitantes que tenía el planeta al inicio del siglo XIX, se

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA