El Acta de la Confederación de 1811, espíritu fundante del constitucionalismo colombiano - Fuentes históricas, Constitución de 1917. Volumen I - Libros y Revistas - VLEX 706831477

El Acta de la Confederación de 1811, espíritu fundante del constitucionalismo colombiano

Autor:Orlando Solano Bárcenas
Páginas:437-460
 
EXTRACTO GRATUITO
437
INTRODUCCIÓN
E
L OBJETO del presente trabajo es analizar y describir las circunstan-
cias y cau sas que determinaron la creación del Acta de la Con-
federación de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, del 27 de
noviembre de 1811. Lo anterior en el con texto de movimientos de in-
dependencia de las jóvenes colonias americanas, nacio nalistas y auto-
nómicas, que permitieron, en el caso de la Nueva Granada, que sus pac-
tos y constituciones se anticiparan a desarrollos posteriores del derecho
público colombiano y latinoamericano. El Acta tuvo vigencia hasta
1816 en el periodo conocido como “La Patria Boba”, que si bien puso
en peligro la independencia frente a España por la querella entre fe-
deralismo y centralismo, realizó grandes aportes al constituciona-
lismo hispanoamericano entre los que se cuentan la primera Consti-
tución formal de América Latina (El Socorro, 15 de agosto de 1810) y
haber sido la base de doscientos dieciséis años de constitucionalismo
republicano sin rupturas graves.
La investigación permite apreciar la importancia del Acta como
espíritu fundante y una de las primeras bases del constitucionalismo
colombiano, al igual que precursora del modelo confederado en el
subcontinente. De esto se podría evaluar qué tanto puede ser consi-
derada como posible fuente remota de la Cons titución Política de los
Estados Unidos Mexicanos de 1917.
La investigación permite comprender el profundo conflicto que se
desarrolló en la sociedad neogranadina, que se reflejó tanto en la redac-
ción del Acta como en las consecuencias para la nación, debido a la
reconquista española. El análisis histórico documental inicia desde
la caída de los Borbones, acaecida durante la invasión napoleónica, el
estado de insurrección en la Nueva Granada desatado por el Movimiento
Comunero y la creación de un ambiente ideal para la independencia a
*Doctor en Derecho, Ciencias Sociales y Políticas cum laude por la Universidad del Atlántico. Profesor titular de la Universidad
Nacional de Colombia. Profesor titular de la Escuela Superior de Administración Pública.
ESTUDIO CRÍTICO
El Acta de la Confederación de 1811,


ORLANDO SOLANO BÁRCENAS
438
consecuencia de sucesos relevantes como la Expedición Botánica y el Memorial de Agravios.
También se revisa la influencia que las revoluciones inglesa, norteamericana y francesa tuvie-
ron para la concepción y redacción del texto. Finalmente, se realiza un análisis artículo por
artículo del Acta de la Confederación, para develar, no sólo su estructura sino su importancia,
contexto y aportes.
EL IMPERIO ESPAÑOL EN LA NUEVA GRANADA
Con la expulsión de los moros en 1492, los reyes católicos de España salieron al descubri-
miento de nuevas tierras, lo cual se le encargó a Cristóbal Colón, quien fue el precursor de lo
que sería la colonización del Nuevo Continente.
Con la anexión y dominio de los nuevos territorios España se convierte, durante el rei-
nado de los Austrias, en un gran imperio. Este linaje organizó política y administrativamente
las colonias americanas bajo los principios de las monarquías teocráticas europeas, a saber:
absolutismo, confesionalismo, burocracia, legalismo, austeridad de costumbres, evangeliza-
ción y lucha contra los infieles.1 La dinastía terminó en 1700 con la muerte de Carlos II, lo
cual desató un proceso de decadencia en la península española y permitió el ascenso en el
panorama europeo de Holanda, Francia e Inglaterra.
En España se instaura entonces la dinastía de los Borbones franceses con Felipe V, cuyos
sucesores reinarán hasta Fernando VII. La máxima de gobierno de los borbones fue “Tout
pour le peuple, rien par le peuple”,2 frecuente en el despotismo ilustrado y progresista, lema
que permitió en las colonias americanas un suceso tan importante como la Expedición Botá-
nica, en la que se formarían próceres de la Independencia.3 Sin embargo, muchas de estas
reformas trajeron como consecuencia nuevas cargas impositivas a las colonias, lo que dio
lugar al Movimiento de los Comuneros de 1781 en El Socorro, Santander.
Los territorios de ultramar quedaron en un primer tiempo vinculados al reino de Castilla
y a ellos se les aplicaba únicamente el Derecho Castellano. España era una monarquía de
carácter hereditario y patrimonial. Todo el poder emanaba del rey, quien era por tanto sobe-
rano, quedando situado el orden social por debajo de su derecho divino.
La soberanía del rey hacía que su poder fuera absoluto e ilimitado, lo que trajo como
consecuencia que las leyes, las autoridades y todas las funciones políticas, ejecutivas, judi-
ciales y legislativas estuvieran sujetas a la suprema y personal voluntad del monarca. El
ejercicio del poder y la autoridad legítima del rey tenía su origen en el derecho divino, por
ser recibido directamente de la Divina Providencia. Oponerse al poder del rey, además de un
delito político, era un pecado grave.
La religión católica estaba sometida por acuerdo a los designios de la Corona española,
de esta alianza surgió la Inquisición, la evangelización de los pueblos americanos, el mono-
polio reli gioso de la educación y la tutela estatal sobre la Iglesia, mediante el patronato regio
y una política estatal de proselitismo religioso.
1Augusto Hernández Becerra, Desarrollo Institucional Colombiano, Bogotá, ESAP, 1984, p. 11 y ss. Este será en el desarrollo del document o
un texto guía al igual que: Hernández Becerra, Augusto, “El fermento federalista en la Constitución de Colombia”, en Federalismo en Co-
lombia. Pasado y perspectivas, Bogotá, Universidad Externado de Colombia, 1997.
2Se puede traducir como “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”, es decir, que al pueblo se le da todo lo que necesita, pero sin su
concurso, al imperar siempre la voluntad del rey.
3Entre ellos Antonio Nariño Camilo Torres, el Sabio Caldas y Acevedo y Gómez “El Tribuno del Pueblo”.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA