La constitución del pueblo y para el pueblo: reminiscencias y desafíos - Libros y Revistas
      • La constitución del pueblo y para el pueblo: reminiscencias y desafíos

Editorial:
vLex México
Fecha publicación:
2019-07-23
Autores:
ISBN:
978-607-8685-04-2

Descripción:

Es posible que pocas palabras tengan un uso tan desafortunado como la voz “Constitución”. Su empleo indiscriminado, que sirve para el debate político y hasta para el uso faccioso, suele ser variopinto y hasta veleidoso; esto se puede confirmar cuando al invocar la ley de leyes, la Carta Magna, o la lex fundamentalis, es posible torcer su sentido primigenio hasta llevarlo a su perversión y despropósito, desde la ambigüedad y la ignorancia. La apropiación insana que algunos académicos y muchos políticos han hecho de esta palabra solo ha servido para desnaturalizar su significado auténtico; al arrancarla de su razón histórica y de su irreductible vinculación con la vida diaria del pueblo, la Constitución fue encajonada en las líneas de unas normas pretendidamente superiores. A partir de entonces, la Constitución es un tipo de norma jurídica que pocos conocen y casi nadie respeta. Este conocimiento pobre y limitado ha torcido la concepción de nuestra Constitución, y por no trascender el ámbito de las normas jurídicas, su observancia y cumplimiento poco significan para los habitantes y aún menos para quienes gobiernan y se sirven de ella para justificar sus decisiones. Ante este panorama de confusión y desatinos, nos queda preguntarnos qué es nuestra Constitución después de su primer centenario de vigencia. Este libro intenta eslabonar algunas ideas encaminadas a dar respuesta a esta pregunta que todos los días nos inquieta. La Constitución que eslabona afanes, que condensa historia y luchas pretéritas, que engarza anhelos para el porvenir, es el patrimonio del pueblo, es la constitución del pueblo mismo. Al margen de las muchas teorías que hay al respecto, las reflexiones aquí contenidas nos llevan a constatar en la vida diaria que cualquier referencia a la Constitución nos ofrece una lectura desde las normas jurídicas; sin embargo, también la vida diaria refuerza la idea de que la Constitución es mucho más que normas jurídicas. De este modo, la idea de una Constitución del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, condensa la aspiración máxima de cualquier grupo humano: que la libertad y la igualdad inexcusable de los habitantes marquen el derrotero de la res publica y que cualquier persona que ejerza el poder público pueda ser vigilada, auditada, controlada y sancionada. En suma, el poder del Estado tiene que estar al servicio de los habitantes.