Independencia profesional - Núm. 11-2006, Noviembre 2006 - Revista Contaduría Pública - Libros y Revistas - VLEX 231362705

Independencia profesional

Autor:Javier Cocina Martínez
Páginas:62-63
Cargo:Director del Centro de Investigación del IMCP Profesor del ITAM
RESUMEN

Los códigos de ética profesional de los Contadores Públicos requieren que éstos cumplan en la ejecución de sus servicios, entre otros puntos importantes, con integridad, objetividad, competencia profesional, cuidado debido y confidencialidad.

EXTRACTO GRATUITO

Page 62

Las normas y procedimientos de auditoría y normas para atestiguar, en su Boletín 2010, párrafo 15, específicamente señalan:

El auditor profesional no podrá actuar como auditor en aquellos casos en los que existan circunstancias que pueda esperarse que influyan sobre su juicio objetivo y que, por consiguiente, reduzcan su independencia mental, o en aquellos casos en los que las circunstancias puedan establecer en la mente pública una duda razonable sobre su independencia y objetividad. El Código de Ética Profesional define circunstancias particulares en que se considera que no hay independencia ni imparcialidad para emitir una opinión profesional.

Desde este párrafo la norma distingue claramente a la independencia en dos vertientes: la independencia de hecho (su independencia mental) y la independencia de apariencia (es decir, que el público crea que el profesionista es independiente), y remite al Código de Ética Profesional la definición de las circunstancias en que se considera que no hay independencia ni imparcialidad en la emisión de una opinión profesional.

La norma de auditoría invocada agrega, en su párrafo 18:

La independencia mental es, evidentemente, una cuestión relativa al fuero interno. Hablando estrictamente, se puede mantener independencia mental en cualquier condición, porque la voluntad del hombre puede sobreponerse a las condiciones más desfavorables; sin embargo, no es lógico suponer normalmente, una actitud de voluntad extrema que, en circunstancias ordinarias, se sobreponga a las presiones de carácter personal, cuando éstas son suficientemente fuertes como para ejercer influencia decisiva en el juicio.

Lo anterior es complementado por el párrafo 19:

Por otra parte, la utilidad de los servicios del auditor depende de no solamente del hecho de que él asuma una actitud de independencia mental, sino también, en grado muy importante, de que las personas que van a utilizar el resultado de su trabajo, crean que éste fue hecho con dicha independencia.

En pocas palabras, no basta con que el auditor sea independiente, sino con que el público crea que lo es.

El Código de Ética para Contadores Profesionales de IFAC, define:

Independencia mental

El estado mental que permite la expresión de una conclusión sin ser afectado por influencias que comprometan el juicio profesional, permitiendo a una persona actuar con integridad y ejercer la objetividad y escepticismo profesional

Independencia en apariencia

Evitar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS