Importancia de la competencia en el ámbito laboral

Páginas:C1-C6
RESUMEN

Competencia laboral. Conceptos. Relación entre competencia laboral y competitividad. Ventajas de la formación basada en la competencia laboral. Para el trabajador. Para la empresa. Proceso de aplicación del enfoque de competencia laboral. Identificación de competencias. Normalización de competencias. Formación basada en competencias. Certificación de competencias. Normas de competencia laboral (NC... (ver resumen completo)

ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Las empresas mexicanas han comprendido la importancia de ser competitivas e innovadoras. Saben que uno de los factores determinantes en su éxito o fracaso radica en la adecuada gestión de recursos humanos.

De ahí que la adopción del enfoque de competencia laboral se ha relacionado con los cambios que han acontecido en diferentes ámbitos en el actual mundo globalizado. Particularmente, la competencia se asocia con la generación de capacidades personales, la estrategia de productividad y la gestión de recursos humanos.

Existen varios conceptos de competencia laboral; sin embargo, uno ampliamente aceptado la define como la capacidad efectiva para llevar a cabo de manera exitosa una actividad laboral plenamente identificada.

En virtud de la importancia de la competencia laboral en el éxito de las empresas, a continuación se comentan los principales conceptos y los procesos más importantes en su aplicación.

Competencia laboral
Conceptos

Los conceptos de competencia laboral más utilizados distinguen tres enfoques: el primero define la competencia como la capacidad de ejecutar las tareas, el segundo la concentra en atributos personales como las actitudes o capacidades, y el tercero, denominado "holístico" incluye a los dos anteriores.

A continuación, se citan algunos de los conceptos más utilizados y que mejor definen a la competencia laboral:

  1. Es la capacidad integral que tiene una persona para desempeñarse eficazmente en situaciones específicas de trabajo.

  2. Es la construcción social de aprendizajes significativos y útiles para el desempeño productivo en una situación real de trabajo que se obtiene no sólo a través de la instrucción, sino también mediante el aprendizaje por experiencia en situaciones concretas de trabajo.

  3. Comprende las actitudes, los conocimientos y las destrezas que permiten desarrollar exitosamente un conjunto integrado de funciones y tareas de acuerdo con criterios de desempeño considerados idóneos en el medio laboral.

  4. Son las técnicas, las habilidades, los conocimientos y las características que distinguen a un trabajador destacado, por su rendimiento, sobre un trabajador normal dentro de una misma función o categoría laboral.

  5. Es el acto de tomar la iniciativa y responsabilizarse con éxito, tanto a nivel del individuo como de un grupo, ante una situación profesional

  6. Es la idoneidad para realizar una tarea o desempeñar un puesto de trabajo eficazmente, por poseer las calificaciones requeridas para ello.

Relación entre competencia laboral y competitividad

La adopción del enfoque de competencia laboral se ha relacionado con los cambios que en diferentes ámbitos se registran actualmente a nivel global, en particular, con la generación de ventajas competitivas, la estrategia de productividad y la gestión de recursos humanos.

Las empresas han comprendido la necesidad de prevalecer en el mercado generando ventajas competitivas. Las estrategias empresariales hacia el mejoramiento de la competitividad han creado elementos de diferenciación a partir de la estructura organizacional y de la incorporación de elementos que antes sólo eran parte de su entorno. De esta forma, se construyeron redes de colaboración entre la función productiva y otros agentes clave, como los proveedores, consultores, contratistas, clientes, trabajadores, etcétera.

Se crearon estructuras en las que lo más importante no eran los activos físicos y financieros, sino otros de naturaleza intangible, como el conocimiento, la formación, la capacidad de innovación, el manejo del mercado, los sistemas de motivación, etcétera.

Así, un factor esencial en la competitividad de las organizaciones es el humano, ya que la contribución que efectúan las personas y los colaboradores en el logro de los objetivos de la empresa es trascendental.

Portanto, el surgimiento del enfoque de competencia laboral está relacionado plenamente con la estrategia de competitividad, dada la necesidad de la empresa por diferenciarse en el mercado a partir del desarrollo de sus recursos humanos.

Como ejemplo, en América Latina se puede citar una experiencia ilustrativa de la relación entre competitividad y desarrollo de competencias; se trata del Sistema de Medición y Avance de la Productividad (Simapro), cuyo principio básico parte de aceptar que la modificación en el desempeño de los trabajadores incide en los indicadores de productividad.

Los principios metodológicos del Simapro son los siguientes:

  1. Se limita a los aspectos de la productividad que el personal puede controlar.

  2. Atiende la medición de los objetivos correspondientes a las funciones que el personal cumple.

  3. Se puede valorar la interacción entre diferentes indicadores en vez de sólo uno.

  4. Se construye un indicador agregado que pueda medir el avance en el desempeño del personal.

  5. Los indicadores son dinámicos, fluctuantes y cambiantes; pueden aparecer nuevos o dejarse de utilizar otros.

  6. El modelo debe ser sencillo y comprensible.

Ventajas de la formación basada en la competencia laboral
Para el trabajador

La principal ventaja que ofrece la competencia laboral a los trabajadores es el reconocimiento de las capacidades adquiridas durante su experienciay además, no limita la descripción de sus competencias laborales a su rango académico.

En el ámbito organizacional, un trabajador que sepa lo que se espera de él, resulta más eficiente y motivado que aquel a quien se le asigna un puesto y no se le ubica en el gran marco y en las funciones de la compañía. Asimismo, los planes de capacitación en los que participe el empleado estarán mucho más dirigidos al mejoramiento de su desempeño, y las evaluaciones que se hagan tendrán más sentido en cuanto a su contribución a la realización de los objetivos de la organización.

A través de la formación por competencias se espera que un proceso formativo desarrolle capacidades de base amplia, aplicables a una variada gama de situaciones laborales. La competencia laboral también contribuye a que las habilidades del trabajador se puedan aprovechar en un mayor número de opciones de empleo.

Adicionalmente, la formación orientada por competencias privilegia el desarrollo de capacidades asociadas a la comprensión, la conceptualización de lo que se hace y, por ende, facilita el aprendizaje y la readaptación del empleado.

Por otra parte, las posibilidades de movilidad laboral pueden ser juzgadas con más ponderación cuando se conocen las competencias laborales requeridas en otras áreas de la empresa. Es probable que algunas de las competencias asociadas a ciertas áreas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS