Bases y leyes constitucionales de la República Mexicana, 1836 - México y sus constituciones - Libros y Revistas - VLEX 300706442

Bases y leyes constitucionales de la República Mexicana, 1836

Autor:Reynaldo Sordo Cedeño - José Barragán Barragán
Páginas:96-131
Cargo del Autor:Doctor en historia por El Colegio de México - Doctor en derecho por la Universidad de Valencia, España. Consejero electoral del Instituto Federal Electoral.
RESUMEN

El grupo centralista y la Constitución de las Siete Leyes, 1835-1837 - Breve comentario sobre las leyes constitucionales de 1836

EXTRACTO GRATUITO

Page 96

Bases y Leyes Constitucionales de la República Mexicana, 1836

El grupo centralista y la Constitución de las Siete Leyes, 1835-1837

REYNALDO SORDO CEDEÑO*

La guerra civil de 1832 terminó con los tratados de Zavaleta, en diciembre de ese año. El acuerdo de Zavaleta era un arreglo entre los militares, y quedaban en un segundo plano los liberales radicales que habían tenido un papel importante en el triunfo del general Santa Anna. El artículo 4º de los convenios, sin embargo, disponía la formación de un nuevo Congreso nacional y legislaturas en los estados.

1Las elecciones para esta renovación de poderes dieron la victoria al partido de los liberales radicales. El general Santa Anna y Valentín Gómez Farías fueron elegidos presidente y vicepresidente de la República, respectivamente. El 1º de abril, Gómez Farías se haría cargo del Poder Ejecutivo, ya que el caudillo jalapeño se encontraba en su hacienda de Manga de Clavo. El Congreso, dominado por los radicales, comenzó a realizar una serie de reformas dirigidas desde el Poder Ejecutivo, débiles al principio y más intensas hacia finales de 1833. El general Santa Anna apareció en la ciudad de México el 16 de mayo y los reformistas moderaron sus acciones.

El reformismo de Valentín Gómez Farías y su grupo en el Congreso, hasta mayo de 1833, se había mantenido tibio; sin embar-

* Doctor en historia por El Colegio de México. Profesor e investigador de tiempo completo del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

1 Olavarría y Ferrari, en Vicente Riva Palacio, México a través de los siglos, tomo IV, pp. 311-312.

BASES Y LEYES CONSTITUCIONALES DE LA REPÚBLICA MEXICANA, 1836 96

Page 97

go, causó una gran alarma entre los sectores más conservadores del ejército y la sociedad. El teniente coronel Escalada se levantó en Morelia con la consigna de “Religión y fueros”, el 26 de mayo. El general Durán en Chalco hizo lo propio el 31 de ese mes y finalmente el general Mariano Arista en Ameca lo hizo el 5 de junio. El primero defendía los fueros del ejército y de la Iglesia; el segundo, además, atacaba al gobernador del Estado de México, Lorenzo de Zavala, por su furor reformista; el tercero por primera vez hacía una crítica del sistema federal. Los tres militares levantados en armas llamaban al general Santa Anna para ser investido de plenos poderes y encabezar sus respectivos movimientos.

2El general Santa Anna salió a reprimir a los sublevados. Entre junio y diciembre de 1833, Gómez Farías y su grupo aprovecharon para radicalizar las reformas: ley del caso (23 de junio de 1833), secularización de las misiones de California (17 de agosto de 1833), arreglo de la enseñanza pública (16 de octubre de 1833), cierre del Colegio de Santa María de Todos los Santos y de la Universidad (16 de octubre de 1833), cese de la obligación civil de pagar el diezmo eclesiástico (27 de octubre de 1833), cese de la coacción civil para el cumplimiento de los votos monásticos (3 de noviembre de 1833), anulación de la última provisión de canonjías (6 de noviembre de 1833) y ley de provisión de curatos (17 de diciembre de 1833). También se intentó la reorganización del ejército, de las milicias cívicas y la formación de coaliciones entre los estados. Se prohibió asimismo la enajenación de bienes de las comunidades religiosas.3El general Santa Anna regresó de la campaña en contra de Arista en octubre de 1833 y encontró los ánimos muy exaltados. A partir de entonces habría un distanciamiento entre el caudillo militar y el reformador. De enero a abril de 1834, Valentín Gómez Farías y su grupo se centrarían en hacer efectivas las reformas del año anterior y en sacar adelante su gran proyecto: el arreglo de la deuda pública mediante la enajenación de los bienes de la Iglesia.4La gota que derramaría el vaso sería el decreto del 17 de abril: un ultimátum a la Iglesia sobre la provisión de curatos. El gene-

2 Mariano Arista, Reseña histórica…, p. 7.

3 Reynaldo Sordo, El Congreso…, pp. 39-54.

4 Ibidem.

BASES Y LEYES CONSTITUCIONALES DE LA REPÚBLICA MEXICANA, 1836 97

Page 98

ral Santa Anna, quien se había refugiado en su hacienda desde diciembre del año anterior para evitar un enfrentamiento con Gómez Farías, regresaría el 24 de abril a la capital, respondiendo al llamado de los grupos opuestos a Gómez Farías y sería recibido como el salvador de la religión y la nación. El Congreso se enfrentaría al presidente y pretendería legislar fuera del periodo constitucional. Santa Anna no esperaría más: cerraría el Congreso y obligaría a Gómez Farías a renunciar a la vicepresidencia.

5El 25 de mayo en la villa de Cuernavaca prendió la revolución con un plan que cargaba toda la responsabilidad de la crisis en los cuerpos legislativos nacional y locales, la demagogia y las logias masónicas. El Plan de Cuernavaca defendía la Constitución de 1824, se oponía a las reformas eclesiásticas y a las proscripciones, pedía la protección de Santa Anna, la derogación de las leyes reformistas y la destitución de los diputados, senadores y autoridades que hubieran participado en las reformas.6 El Plan empezó a cundir entre los pueblos a finales de mayo. De los pueblos se extendió a las ciudades importantes hasta triunfar en las capitales de los estados.

Las reformas de Valentín Gómez Farías y su grupo en el Congreso tuvieron un costo muy alto para el sistema federal: 1) desestructuraron de una forma muy rápida a una sociedad muy tradicional; 2) el movimiento liberal y el federalismo se desprestigiaron y perdieron apoyos importantes dentro del ejército;
3) causaron gran inquietud en la sociedad, por el uso de la violencia, sin ninguna protección para el ciudadano; y, 4) abrieron la posibilidad de que se intentara otra forma de organizar el poder público. Sin esta experiencia de radicalismo es impensable el movimiento por el centralismo.

En junio de 1834 la situación de la república era caótica y estaba al borde de una nueva revolución. El general Santa Anna gobernaría prácticamente solo durante los siguientes seis meses. Sin embargo, el caudillo militar siguió una política de moderación. Derrotó la débil oposición de los radicales en varias partes de la República, mantuvo el sistema federal a toda costa, convocó a elecciones para formar un nuevo Congreso y reprimió los prime-ros intentos de los centralistas, quienes comenzaban a aparecer

5 Sordo, El Congreso…, pp. 54-59.

6 Plan de Cuernavaca, Cuernavaca, 25 de mayo de 1834, en AGN, FG, 1834, s.c.

BASES Y LEYES CONSTITUCIONALES DE LA REPÚBLICA MEXICANA, 1836 98

Page 99

proponiendo facultades ilimitadas para los congresistas del nuevo Poder Legislativo que comenzaría a legislar en enero de 1835.

La idea de esos meses que manejaban Santa Anna y el gobierno era la de Constitución con reformas. Y cuando, en octubre, los centralistas hablaban abiertamente de un cambio en la forma de gobierno, el general jalapeño fue tajante: “se juzgará como traidores y reos de lesa nación, a las autoridades, corporaciones o personas que atacaren las bases fundamentales del artículo 171 de la Constitución, aun cuando para esto abusen del nombre respetable del pueblo”.

7Las elecciones se realizaron en un clima de moderación. En ellas no estuvieron presentes los liberales radicales, totalmente desprestigiados y desarticulados por sus excesos, pero sí se eligió a un buen número de federalistas o liberales moderados. También fue electo un grupo importante de santannistas. Finalmente, casi la mitad de los elegidos pertenecía al partido del orden, dentro del cual existía un ala moderada y una exaltada que se inclinaba ya abiertamente por el centralismo.

Los centralistas constituirían así sólo una cuarta parte de los integrantes del Congreso. Éste haría el cambio en la forma de gobierno, lo cual indica que para lograr su propósito los centralistas necesitarían aliarse con los moderados de su partido y con los santannistas. Los federalistas moderados siempre se opondrían al cambio en la forma de gobierno.

El centralismo siempre fue apoyado por una minoría, en la ciudad de México y en los estados. Lo interesante de este proceso es cómo una minoría inteligente, decidida y audaz, tras una serie de compromisos políticos, logró sacar adelante su proyecto, aprovechando las circunstancias que se le fueron presentando y avanzando paso a paso. Más interesante resulta el hecho de que por primera y casi única vez en la primera mitad del siglo XIX no

se hacía uso de la fuerza militar para imponer un cambio político importante.

7 Primera Secretaría de Estado, Departamento del Interior, Circular, México, 15 de octubre de 1834. Lombardo, El Telégrafo, 17 de octubre de 1834. La Constitución de 1824, en su artículo 171, disponía: “Jamás se podrán reformar los artículos de esta constitución y del acta constitutiva que establecen la libertad e independencia de la nación mexicana, su religión, forma de gobierno, libertad de imprenta, y división de los poderes supremos de la federación y de los Estados”.

BASES Y LEYES CONSTITUCIONALES DE LA REPÚBLICA MEXICANA, 1836 99

Page 100

El Congreso reunido por las condiciones políticas de 1834 tendría tres etapas en su desarrollo:
1) De enero a septiembre de 1835 funcionaría como un Congreso Constitucional ordinario, el sexto constitucional.
2) De septiembre de 1835 a diciembre de 1836, autoerigido en Congreso Constituyente, redactaría las Siete Leyes Constitucionales que darían origen a la primera república centralista. En este periodo no perdería su carácter de Congreso Constitucional y atendería los problemas normales de un Congreso ordinario.
3) De enero a mayo de 1837, fecha en que cerraría sus sesiones definitivamente, dedicaría su esfuerzo a formar toda la legislación secundaria, necesaria para hacer operativo el nuevo sistema unitario de gobierno.

¿Cómo explicar que este pequeño grupo hubiera...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS